Navegación: Otros

Algo que empezó como una modalidad cuyos principales artefactos eran coches baratos y ligeros de propulsión trasera, poco a poco fue ganando adeptos y el siguiente segmento a asaltar fue el de las berlinas de lujo niponas dotadas de motores como los 2JZ-GTE, RB25DETT o V8 atmosféricos diversos y hasta finalmente llegar a deportivos que no están ni concebidos para hacer drift, como es el caso del GT-R R35. Pero… el auge del drifting no ha parado de cesar estos años, profesionalizando cada vez más las competiciones a nivel nacional o internacional, con lo que ha conllevado también una mejora…