GP de Canadá 2007 – Sesión clasificatoria: Hamilton se estrena y Alonso cierra la primera línea

0

pole hamilton

Intensísima jornada de clasificación la que se ha vivido hoy en el circuito Gilles Villeneuve de Montreal. Día histórico para uno de los pilotos de la parrilla, Lewis Hamilton, que hoy ha marcado su primera pole, y un día raro dentro de la temporada, pues es la primera rueda de prensa (y primera línea de llegada, foto de después del pesaje, etc, etc) después de una clasificación (y de carrera) en la que no aparece ningún piloto de Ferrari. Parece que este no está siendo un buen fin de semana para el equipo de Maranello, que ya ha cambiado la algo lejana alegría y locura de Massa ganando en Montmeló por la cara gris ceniza y de póker. No obstante,

habrá que esperar a mañana para ver los resultados.

La primera parte de la sesión (Q1) ha estado marcada por los numerosos incidentes en pista, como las incontables salidas de pista de David Coulthard o la “mega-cruzada” de Kovalainen que ha terminado estampando el alerón de su Renault contra las protecciones de la pista, provocando una bandera roja cuando faltaban casi 9 minutos para el final de la sesión. Pero como bien dicen en sus anuncios, Renault tiene un servicio muy rápido de chapa y pintura (nada más meter el coche en el taller acabas hasta con un peinado de peluquería). Dejando el chiste un poco a un lado, la verdad es que el equipo francés ha conseguido sacar a pista en tiempo récord al piloto finlandés que ha hecho lo posible por salvar lo insalvable: intentar pasar a la Q2 para optar a una posición que le penalice lo menos posible de cara a la parrilla final (recordemos que Heikki Kovalainen tendrá que retrasarse 10 puestos en parrilla debido a un cambio de motor). Pero el trabajo bien hecho hay que reconocerlo, y Renault lo ha conseguido. El piloto más rápido en esta sesión ha sido Kimi Räikkönen.

En la Q2 no ha habido incidentes relativamente graves como para comentarlos. Si no llamamos incidente a la pérdida de los tiempos de Nick Heidfeld por saltarse la última chicanne del circuito, claro. El piloto alemán ha sido sancionado con la pérdida de sus tiempos en la Q2, a lo que respondió colocándose 3º en la vuelta siguiente, exprimiendo al máximo su BMW Sauber (gran trabajo de la escudería germano suiza para este circuito). Se ha podido ver a un David Coulthard “domando” el toro rojo, el Red Bull, que parece que pese al trabajo también eficaz de sus ingenieros (al final ha conseguido pasar de la Q1) no ha sido capaz de quedar del todo bien. McLaren en esta sesión ha sido la única escudería cuyos coches han rodado en el minuto quince.

Y ya en la Q3 la cosa prometía nada más empezar: Lewis Hamilton se duerme a la salida del pit-lane y Kimi Räikkönen se lanza a por la primera posición, para tener pista libre. Pero de nada le ha servido al piloto finlandés ir el primero, pues Lewis ha ido sistemáticamente más rápido que él. La sesión ha ido avanzando con normalidad y al final han sido los dos pilotos de McLaren los que, de nuevo, copan la primera línea de la parrilla, esta vez con un orden invertido: Hamilton, Alonso. Tercero un sorprendente Heidfeld (habrá que estar atentos a las estrategias, aunque pese a todo, gran trabajo) y cuarto y quinto, Kimi Räikkönen y Felipe Massa: dos pilotos cuyos brillantes bólidos han pasado a ser de color gris en esta sesión. Parece por ahora que el elevado rendimiento de McLaren en Montecarlo no fue sólo casualidad. Habrá que esperar a mañana…