GP de EEUU 2007 – Sesión clasificatoria: La guerra (plateada) está servida

1

hamilton-pole-indy.jpg

Siete días separan esta pole de Lewis Hamilton y la primera que consiguió en el circuito de Gilles Villeneuve, en el pasado Gran Premio, que se celebró allí. Pero pese a ser la segunda, casi ha sido celebrada como la primera, tanto por el propio piloto, como por su padre, o por su equipo de mecánicos. Una pole inesperada, dado que Fernando Alonso (que ha finalizado en segunda posición) ha liderado todo el fin de semana en el mítico circuito norteamericano. De todos modos, se especula con las cargas de combustible ya que, a diferencia del pasado GP en el que tanto Lewis como Fernando iban con la misma carga de combustible para evitar problemas “políticos” con favoritismos, en este GP las estrategias apuntan a un Fernando Alonso un poco más largo que Lewis Hamilton. No obstante, también parecía así en Mónaco, donde Hamilton estuvo haciendo los mejores tiempos durante toda la clasificatoria hasta el final, que Alonso le arrebató la pole. De todos modos, tampoco la diferencia será tanta como para pasar a Lewis cómodamente en boxes: tendrá que hacerlo en la pista, y por el bien de la escudería británica…

… y por supuesto de los pilotos… tendrá que intentar que ninguno de los dos acabe fuera. Y ahora que ya he hablado suficiente de McLaren (es el equipo que tiene actualmente que ganarse a sí mismo y con más posibilidades de llevarse los dos títulos). Pero digo actualmente porque estoy seguro de que en Maranello ya están elucubrando una nueva máquina como la que veíamos hace unas carreras. Son ya dos grandes premios (Mónaco y Canadá) en los que los bólidos rojos no brillan precisamente como antes. Parece que en la escudería italiana se han desfondado un poco, y sobre todo, que parece que los pilotos tienen ciertos problemas… la irregularidad de Massa y la aparente inadaptabilidad de Kimi a su nuevo entorno. Caras cada vez más largas entre los chicos de rojo…

Al contrario que en el box de BMW Sauber, donde Sebastian Vettel ha hecho hoy una gran actuación de debut, con una séptima posición, nada despreciable para ser un debutante, y Nick Heidfeld, justo por delante de él en parrilla, en quinta posición. Parece que los BMW también están mejorando.

Renault ya ha conseguido hacer algo más para intentar llegar a un puesto digno del campeón del mundo de constructores, y ha conseguido llevar a Kovalainen, en un circuito tan rápido como este a la sexta posición. Aunque Fisichella, que se ha quejado del coche, sólo ha podido ser 10º, es decir, el peor de toda la Q3.

Sobre los equipos nipones, exceptuando Super Aguri, que es evidente que está a un nivel más bajo por presupuesto y demás (pero muchísimo más alto en cuanto a relación rendimiento/presupuesto), nada nuevo,… siguen igual de mal, sólo Trulli ha conseguido mantener un poco la compostura y ha logrado pasar a la Q3, consiguiendo la octava mejor marca de la sesión. Y 12ª posición para Ralf Schumacher, en la que podría ser (si los rumores son ciertos) su última clasificatoria en la F1, al menos esta temporada.

No hay mucho más que comentar sobre esta sesión clasificatoria, en la que la atención principal ha sido la lucha de los nipones por no ahogarse en la Q1 y en la Q2 (que salvo Trulli…), y la guerra particular entre Fernando Alonso y Lewis Hamilton, pareja que cada vez se consolida más como sucesora de la mítica Senna – Prost dentro de la escudería. Ferrari no ha brillado mucho, sólo en la Q3 han conseguido liderar unas vueltas, con Massa 1º y Räikkönen 2º, pero pronto los McLaren, con neumáticos blandos nuevos han conseguido batir la marca del piloto brasileño.

Así están las cosas de cara a mañana, y así encaramos uno de los Grandes Premios más singulares, por celebrarse en un circuito de “fácil adelantamiento”, pero que a la vez, al menos en mi opinión, es uno de los más aburridos, pues los rápidos tiran mucho y se separan, y los lentos (y también alguno de los rápidos) acaban fuera de carrera. Ojalá me equivoque y vivamos mañana un duelo McLaren-Ferrari por la victoria.