La FIA investiga los incidentes de Alonso en las Q3

0
bridge.jpg

Quedan exactamente 11 días para que de comienzo el último fin de semana de la Fórmula 1 en lo que queda de temporada, el último GP que como todos sabemos, se disputará en el circuito brasileño de Interlagos, a las 19:00 hora local el domingo, concretamente.Mientras que llega ese momento, la FIA investiga un supuesto sabotaje realizado sobre el coche de Fernando Alonso, ya que el piloto español se quejó el sábado después de que se encontrase con las presiones de los juegos de neumáticos de la última parte de la clasificación muy alterados, superando en más de 12 veces su valor normal.

Alonso decidió quejarse a Max Mosley después de ser la tercera vez que le pasa, en Hungría, en el pasado Fuji y en China. Únicamente fueron alterados los últimos juegos, lo que puede ser bastante significativo de cara a un posible castigo -que, evidentemente, dudamos de que suceda-.

Al parecer el principal problema estaba en los calentadores, que al calentar más de la cuenta los neumáticos incidían en las presiones aumentándolas de sobremanera, provocando una pérdida brutal de adherencia y siendo el principal motivo de esas famosas 6 décimas perdidas en la vuelta definitiva con neumáticos blandos, donde apenas mejoró 1.5 décimas su tiempo respecto a las duras.

¿Quedará como anécdota? Seguramente Alonso se conforme con que no se alteren misteriosamente en la Q3 de Brasil, donde salir lo más adelantado posible es tremendamente importante.

Vía: DiarioAS