El Audi Q5 deberá ser un coche ganador

2
Audi Q5

Y tal es así, que Audi prevé que sea uno de sus mayores pilares de cara a la próxima década. En sí misma, la marca alemana vendió el año pasado un total de 90.116 coches, y para el 2018 tienen previstas un total de más de 200.000 unidades.

Para conseguir ese objetivo, es imprescindible tener al menos media decena de caballos ganadores que cosechen venta tras venta sin descanso, y entre el A3 y el A4, ahora podría llegar también el Q5.

El Audi Q5 será el SUV medio de Audi a un precio no demasiado alto y que hará más accesible la entrada a los SUVs de aquellos que quieren un Audi pero que no pueden permitirse un Q7. Será el salto definitivo, y el fabricante alemán quiere que tenga un acabado lo mejor posible.

¿Qué significa esto? Pues que, entre otras cosas, el Q5 tiene que ser un cochazo sí o sí. No vale que sea “uno más”, tiene que ser auténtico y tiene que tener ese gancho especial entre calidad-precio para ganarse al público.

El resultado, lo veremos muy pronto…

Vía: Motor Authority