Ferrari Biturbo, y finalmente será una realidad

1
ascari.jpg

Y es que si los pronósticos se cumplen, estaríamos hablando del regreso de Ferrari a la vieja escuela, cosa que no estaría nada mal, todo hay que decirlo.

Hablando del futuro sucesor del Enzo, quizás hablemos del Cavallino Rampante que conmemore el 60 aniversario de Ferrari, el F60. Quizás sí o quizás no, pero lo que puede ser un sí rotundo es que el superdeportivo será más pequeño que el Enzo actual y que tendrá una arquitectura similar al F40, es decir, un V8 Twin Turbo, pero esta vez con 900 caballos de nada.

El tamaño reducido  vendría a ser para proporcionar un mejor dinamismo gracias a un peso menor y a un motor mucho más rabioso y muchísimo más potente, lo suficiente como para situarse en un puesto muy firme para pelear con el Bugatti Veyron, el Koenigsegg CCX, o el futuro superdeportivo de McLaren, que le hará la vida imposible, eso lo tenemos seguro.

Por el momento no hay mucho más, aún queda bastante para saber fundamentos sólidos acerca de él, pero una cosa está clara: de ser cierto, la vieja escuela ha vuelto, con electrónica hasta en las alfombrillas, pero ha vuelto.

Vía: Autoblog