Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Prueba Ford Focus Titanium 1.6 TDCi 115 caballos (parte 2)

Prueba Ford Focus Titanium 1.6 TDCi 115 caballos (parte 2)

Foto de Prueba Ford Focus Titanium 1.6 TDCi 115 caballos (parte 2)

Después de repasar todo lo minuciosamente posible características de un vehículo tan representativo de un sector del mercado como es el de los compactos como es el nuevo Ford Focus de última generación, sin lugar a dudas todo un referente donde los futuros modelos que están por llegar deberán de compararse y sobre todo responder ante él.

Como pudimos ver, más bonito estéticamente o menos, esto es cuestión de gusto, tendremos que acostumbrarnos a su presencia ya que serán muchos los Ford Focus que en breve circularán por nuestras carreteras, un vehículo que tiene mucho que ofrecer sobre todo en cuanto a mecánicas y personalización.

Foto de Prueba Ford Focus Titanium 1.6 TDCi 115 caballos (parte 2)

Mecánica y comportamiento

 

En esta ocasión hemos tenido la oportunidad, como bien sabes, un Ford Focus 1.6 TDCi de 115 caballos, un bloque destinado a mover a una criatura de 4.36 metros de longitud, 1.82 metros de ancho y 1.48 metros de alto con un peso final de 1.344 kg y que si por algo destaca es precisamente por haber sido desarrollado sobre el anterior 1.6 TDCi que montaba la anterior generación de Ford y que en esta ocasión ha sido desarrollado con ayuda de los ingenieros del Grupo PSA.

Concretamente la mejora ha tenido mucho que ver con ciertos elementos como los inyectores o la adición de un turbocompresor de geometría variable, intercooler mejorado y filtro de partículas, suficiente para ofrecer un bloque diesel de 1.560 cc capaz de rendir 115 caballos a 3.600 rpm con un par máximo de 285 Nm entre las 1.750 y las 2.500 rpm

Dejando de lado los aspectos puramente mecánicos de este modelo pasemos a lo verdaderamente importante, todo lo que puede ofrecer este nuevo compacto de interesantes actitudes por lo que una vez más, nos sentamos en el asiento del piloto llave en el bolsillo, pulsamos el botón “Start Engine” situado en la parte derecha tras el volante y nuestro particular Focus parece cobrar vida.

Engranamos primera velocidad con una palanca de cambios de lo más cómoda y directa, adjetivos que se pueden utilizar sin problemas para la caja de cambios al completo, y nuestro 1.6 TDCi comienza su andanza, un bloque que, sin lugar a dudas quizás pueda ser catalogado como el más ajustado en cuanto a prestaciones y consumos.

Foto de Prueba Ford Focus Titanium 1.6 TDCi 115 caballos (parte 2)

Precisamente si eres de los que suele conducir tu vehículo utilizando marchas elevadas en ciudad, rozando las 1.000 rpm, notarás como este vehículo comienza a dar como tironcitos, problema que finalmente desaparecerá cuando elevas un poco la velocidad, detalle que, unido a una cierta falta de potencia podría hacerte pensar en adquirir una unidad asociada a un bloque de mayor potencia.

Hay que destacar el funcionamiento lineal del pequeño 1.6 TDCi en cualquier tipo de vía en la que circulemos, muy cómodo en autovía, ágil en tramos de lentos de curvas y sobre todo en ciudad cuando no has de pedir demasiado a un exigente vehículo. A todo esto contribuye su enorme distancia entre ejes que permite un aplomo al trazar las curvas poco usual.

Finalmente he de reconocer que, aunque esperaba menos, el pequeño 1.6 TDCi de 115 caballos se ha comportado con una vigorosidad inusual para un motor de diesel de esta potencia pareciendo incluso que llevamos un motor con un poco más grande, algo a lo que contribuyen un equipo de frenos suficiente o unas suspensiones muy afinadas que sin lugar a dudas trabajan como es debido.

En cuanto a consumos, si lo que buscas es un vehículo que consuma poco ya que tu fin en la vida no es correr, quizás esta sea una apuesta más que interesante ya que, según el ordenador de abordo tras toda la prueba el Ford Focus de última generación probado ofrecía un consumo medio de 4.9 litros/100 km. Mirando la medida en ciclos extraurbanos observamos unos increíbles 4.2 litros/100 km, algo a lo que ha contribuido el viajar a velocidad constante y sobre todo el nuevo sistema Active Grille Shutter con el que cuenta el nuevo Focus, un sistema aerodinámico activo alojado en el frontal del vehículo por el que se mueve automáticamente cierta parte de la rejilla delantera cuando el vehículo no necesita refrigeración.

En uso urbano la media se elevó hasta los 5.7 litros/100 km, sin lugar a dudas unas cifras más que interesantes para un vehículo de la dimensión y peso del Ford Focus. Según la marca, oficialmente estaríamos hablando de un 5.1 litros/100 km de consumo urbano, 3.7 litros/100 km en consumo por carretera o un 4.2 litros/100 km en consumo mixto por lo que finalmente las cifras oficiales, aunque por debajo, no suelen distanciarse mucho de las conseguidas durante la prueba

Foto de Prueba Ford Focus Titanium 1.6 TDCi 115 caballos (parte 2)

Equipamiento

 

Sin lugar a dudas uno de los puntos fuertes de la nueva generación de Ford Focus es su equipamiento compuesto de serie por elementos tan indispensables como ABS, airbags frontales, laterales y de cortinilla, Asistente de arranque en pendiente, ESP, reposacabezas activos, distribución electrónica de frenado, dirección de asistencia eléctrica, indicador de cambio óptimo de marcha, luces LED diurnas, sensores de luz y lluvia, faros antiniebla, control de presión de los neumáticos, retrovisores eléctricos, control de velocidad, ordenador de a bordo, volante multifunción tapizado en cuero regulable, climatizador bi-zona, asientos regulables en altura, radico CD/MP3 con entrada USB en guantera, arranque sin llave, sensores de aparcamiento traseros, manos libres, guantera refrigerada y retrovisor interior electrocrómico.

Como puedes ver, un sinfín de extras que pueden agrandarse y volverse mucho más sofisticados si añadimos un interesante arsenal tecnológico que una vez más se encuentra como equipamiento extra, concretamente estamos hablando de lo que Ford denomina Titanium Tech, un paquete que por tan sólo 1.150 euros extra puede hacer que tu coche se equipare a otros pertenecientes a segmentos muy superiores en cuanto a seguridad activa

Dejando de lado el Titanium Tech encontramos el paquete Titanium 17” Plus (740 euros) en el que se instalarán en tu Ford Focus elementos como llantas de 17 pulgadas, cristales traseros tintados, apertura y arranque sin llave y retrovisores plegables eléctricamente calefactados.

Si, por el contrario te decides por el interesante Paquete Parking Titanium (360 euros) nos encontramos con el buscado Active Park Assist, un sistema de aparcamiento pilotado por el que básicamente, con tan sólo pulsar un botón, nuestro Focus ofrecerá indicaciones en la pantalla central en las que se buscará aparcamiento, nos indicará que paremos y engranemos marcha atrás para posteriormente, controlando nosotros los pedales, proceder automáticamente a aparcar el vehículo, sin lugar a dudas uno de los extras más útiles y llamativos que he tenido la oportunidad de probar en los últimos años.

Foto de Prueba Ford Focus Titanium 1.6 TDCi 115 caballos (parte 2)

Bajo el nombre de Paquete de Iluminación (850 euros) Ford montará en tu Focus faros bixenón, lavafaros o iluminación Ambient+, un sistema por el que Ford repartirá tiras de luces LED por determinadas zonas como bajo el salpicadero, techo, portabebidas, en los tiradores de las puertas… que puede cambiar su intensidad con una pequeña ruleta situada en el techo del vehículo o de color con un botón a la izquierda de la ruleta. Los colores disponibles son blanco, naranja, azul claro, azul intenso, lila, rojo y verde, un sistema muy curioso que te permitirá personalizar en cualquier momento la luz ambiente de tu habitáculo.

Por último me gustaría hablarte del Paquete Tech Titanium (1.150 euros) un paquete que, a priori puede parecer caro pero que sin lugar a dudas desde aquí me gustaría recomendarte su instalación sobre cualquier otro elemento extra que te pueda interesar.

Básicamente en este paquete se incluirán elementos tan poco propios de este tipo de vehículos como el Ford Active Vision, sistema por el que básicamente tu Focus equipará un llamativo avisador de cambios involuntario de carril que puede ser configurado para vibrar ante un cambio involuntario (sin encender el intermitente) o un modo “intervención” en el que el propio volante, tras vibrar, si su trayectoria no es corregida intentará devolvernos a nuestro carril con un sutil toque al volante. El sistema Active City Stop por su parte a menos de 15 km/h ante un obstáculo delantero cala el motor del coche y lo detiene si no hay respuesta del conductor mientras que a menos de 30 km/h el coche frenará y se preparará para el impacto, un sistema muy similar al que Volvo nos lleva vendiendo desde hace mucho tiempo como el “sumum de la tecnología

Por otro lado, tenemos unos utilísimos sistemas incorporados en este paquete como un sistema de reconocimiento de señales o un cómo asistente de luces largas que automáticamente encenderá y apagará las luces larga de tu vehículo. Quizás este último sistema haya que regularlo un poquito mejor ya que en sus ajustes menos sensibles nos ha parecido demasiado rápido ya que el mismo se apagaba ante el paso de una señal.

Este paquete también cuenta con un monitor de conducción segura que nos indicará calculando los movimientos del volante, la velocidad o las desviaciones dentro del propio carril nuestra atención invitándonos, si ve muy mal la cosa, a hacer un descanso o una vistosa luz led insertada en los espejos retrovisores exteriores que se encenderá ante la presencia de un vehículo en el ángulo muerto de nuestro Focus. Curiosamente, circulando por ciudad y por calles estrechas el propio sistema “se engañará” a si mismo iluminando los espejos continuamente.

Finalmente, no podemos olvidarnos de ciertos extras como el navegador con pantalla de 5 pulgadas por 900 euros, el paquete de cuero individual disponible por 1.600 euros, el sistema auto start&stop por 250 euros o la pintura metalizada disponible por 650 euros

Foto de Prueba Ford Focus Titanium 1.6 TDCi 115 caballos (parte 2)

Precios y conclusiones

 

Como bien sabes, si por algo destaca la gama Focus es precisamente por la polivalencia de sus carrocerías así como por el enorme catálogo de vehículos en el que el modelo está disponible. Por otro lado, la gama Focus, por ahora, está disponible en dos acabados bien diferenciados, la gama Trend y Titanium cuyos precios quedan a día 17 de agosto de 2011 incluyendo la campaña de descuentos actual como siguen:

Acabado Trend:
– 1.6 Ti-VCT 105 caballos 5 velocidades – 14.900 euros
– 1.6 Ti-VCT 125 caballos 5 velocidades – 16.200 euros
– 1.6 Flexifuel 120 caballos 5 velocidades – 16.200 euros
– 1.6 EcoBoost Auto-Start&Stop 150 caballos 6 velocidades – 17.700 euros
– 1.6 TDCi 95 caballos 6 velocidades – 16.700 euros
– 1.6 TDCi 115 caballos 6 velocidades – 17.700 euros
Acabado Titanium:

– 1.6 EcoBoost Auto-Start&Stop 150 caballos 6 velocidades – 19.200 euros
– 1.6 EcoBoost Auto-Start&Stop 180 caballos 6 velocidades – 20.200 euros
– 1.6 TDCi 115 caballos 6 velocidades – 19.200 euros
– 2.0 TDCi 163 caballos 6 velocidades – 21.200 euros
– 2.0 TDCi 163 caballos Powershift – 22.700 euros

Concretamente la unidad de pruebas, añadiendo todos los descuentos actualmente disponibles saldría por un precio de 25.625 euros (precios de configurador)

Como conclusión, tal y como has podido ir leyendo durante toda la prueba Ford ha conseguido en esta nueva generación del Focus un compacto que ha subido de golpe varios escalones en cuanto a calidad y sobre todo tecnológicamente, algo que sin duda alguna el mercado sabrá valorar.

Si a todo esto le añadimos una oferta más que llamativa en cuanto a mecánicas gasolina y diesel tenemos como resultado un duro competidor para todos esos rivales directos como el Golf de Volkswagen, el Audi A3, Opel Astra… así como para ciertos Premium que, aunque hasta ahora estaban un poco lejos con esta nueva generación en el mercado quizás se renueven antes de lo esperado.

Prueba Ford Focus Titanium 1.6 TDCi 115 caballos

Anímate y déjanos tu comentario

  • Alberto Piqueras Ramos

    Estimado Lancoste: muy escueto va a ser mi comentario.
    Pagar por un auto diesel de 1.6 y 115 cv Euros 25.625, por más equipamiento que le pongas a ese auto del segmento C Hatchback. ,me parece un total despropósito que se acerca a lo irracional.
    Creo que los precios en España, considerando el monstruoso paro que existe, de los autos es descabellados y si siguen así en poco tiempo se quedarán con una industria automotriz, como la de la Alemania del Este antes de 1.990.-

    Saludos

  • Lancoste

    Por llevar llevas toda la razón, no te la voy a quitar, pero estamos hablando de algo más de 25.000 euros por un vehículo con equipamiento muy superior al de cualquier competidor, equipamiento que puedes o no precisar dependiendo de lo que puedas o no gastarte

  • Alberto Piqueras Ramos

    Estimado Lancoste:

    Cuando me refiero a los Euros 25.625 que cuesta el Focus, sólo lo tomo como referencia, podría hacer el mismo comentario para cualquiera de sus competidores; el tema es que han perdido la brújula en materia de precios y no toman, los fabricante, la realidad de están viviendo e España. Por el valor mencionado convertidos a USD son dólares 37.000.-, con lo cual te compras en USA un BMW 328I 2.011 por USD 34.600, sólo tienes que entrar en la página de BMW.com.
    En USA en BMW es importado, con todos los costos asociados que eso implica, además agreguemos las diferencias de vehículos comparados.

    Analízalo unos minutos y después reflexiona.

    Saludos