Porsche 911 997 Turbo, mejorando la obra maestra

1
Porsche 911 997 Turbo

Si hay un verdadero coupé deportivo que durante generaciones ha sido visto como un verdadero lobo, admirado como una leyenda y vivido como algo inmortal, es el Porsche 911. Si de por sí, le añadimos la mágica insignia Turbo, nos queda el sueño automovilístico de muchos.

Algunas personas, aún teniendo la gran bestia de Stuttgart no se conforman con ello, sino que buscan más y más… he aquí el por qué del mimo que dan los preparadores más importantes a este deportivo, cuidando al máximo cada ápice modificado para mantener su esencia y su carácter, añadiendo una personalización que lo haga aún más exclusivo y especial.

Algo que caracteriza al 911 es su funcionalidad para el día a día, por muchos es catalogado como el deportivo para uso diario, pero… no todo el mundo lo quiere así. Quizás, de esas necesidades de tener un 911 más radical o más potente aún sin perder nada de confort, nacieron las versiones GT3, GT2 y Turbo. Es ésta última la que más suele atraer a muchos, y es por eso que sea el objetivo principal de los preparadores más famosos.

Mientras unos optan por darle una preparación más radical, otros prefieren mantener el confort original, pero ambas partes con un mismo objetivo: mejorar el dinamismo y la potencia.

Autobild nos deleita con una comparativa (¡En alemán!) de cinco 911 Turbo preparados por Sportec, Edo, Speedart, 9ff y Techart, cinco obras maestras personalizadas que dan un amplio abanico de selección, al que pueda, claro…

Como curiosidad, la potencia oscila entre los 530 y 630 caballos, y aún así, en la aceleración desde parado hasta los 200km/h hay menos de 1 segundo de diferencia entre el más lento y el más rápido.

Porsche 911 997 Turbo

Porsche 911 997 Turbo

Porsche 911 997 Turbo

Porsche 911 997 Turbo

Porsche 911 997 Turbo

Porsche 911 997 Turbo

Porsche 911 997 Turbo

Porsche 911 997 Turbo

Porsche 911 997 Turbo

Porsche 911 997 Turbo

Vía: The German Car Blog