Alfa Romeo y Estados Unidos, reencuentro inminente

6

Alfa Romeo Estados UnidosEn el año 2009, Alfa Romeo volverá oficialmente a un terreno que perdió hace mucho tiempo en la otra orilla del continente, volverá a Estados Unidos. ¿Qué hará alli?… Quizás la pregunta retórica que más pasa por nuestras cabezas al pensar en el regreso de la marca italiana a territorio comanche.

Puede que ahora, gracias a que los estadounidenses están dejando a un lado sus característicos motores gigantes, gastones y poco potentes por europeos y especialmente japoneses, Alfa pueda incrustarse directamente en el núcleo del mercado, especialmente por las sorpresas que trae.

Inicialmente entrará con el 8C Competizione, si bien se dice que las 500 unidades, que ni siquiera se han producido, ya están vendidas (¿alguien esperaba que quedase alguna?) y por si fuese poco su variante Spider está en las mismas condiciones, se plantea firmemente el hecho de que Alfa aumente el número de coches producidos, ganando muchísimo dinero a costa de perder exclusividad.

El dinero que ganarían con el 8C les vendría muy bien para aumentar aún más la estabilidad económica que está teniendo todo el grupo FIAT últimamente (el resurgimiento mundial desde la tumba italiana), pero con esto pueden pasar dos cosas: una, y es un recorte de ventas al Ferrari F430, pues llevando un motor prácticamente idéntico y sin contar con la enorme exclusividad y reputación del Alfa… batalla perdida, sin más (quién lo diría…); y dos, que Alfa pierda totalmente la exclusividad que le ha querido dar a su coupé deportivo, que simboliza el regreso de Alfa a lo que fue años atrás, un modelo que representa cada una de las miles de victorias de Alfa en competición… ¿Será capaz la firma italiana de dejar que cualquiera lleve esta belleza y leyenda urbana? Difícilmente… pero el dinero es el dinero.

Además del V8 deportivo, Alfa llevará el Brera y el Spider, versiones recortadas del 159 berlina y que creemos que únicamente estarán disponibles con los V6 gasolina, curiosamente, de origen Holden (¿no resulta melancólico pensar en el V6 italiano de toda la vida? dichosas normas anticontaminación…)

Para terminar, llegará el 159, aproximadamente un año más tarde que el primer Alfa que pise territorio estadounidense. Tengan o no éxito, la aventura está asegurada.

Vía: Motor Authority