Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Visitando la fábrica de Michelin en Vitoria

Visitando la fábrica de Michelin en Vitoria

Foto de Visitando la fábrica de Michelin en Vitoria

Hace algunas semanas, gracias a un evento organizado por Michelin, pude conocer cómo es la fábrica que posee la conocida marca de neumáticos en la localidad de Vitoria-Gasteiz. A continuación pasaré a comentar algunos aspectos interesantes de la visita y de la fabricación de los neumáticos. Esta visita me ha enseñado mucho respecto a los neumáticos, ya que nunca llegué a pensar que pudieran tener un proceso de fabricación y desarrollo tan sumamente complejo.

La historia industrial de Michelin España se remonta a más de 75 años, con la inauguración de la fábrica de Lasarte en el año 1934, para posterormente construir la de Vitoria en el año 1966. El 5 de Enero de 1966 se realizó el primer neumático en la fábrica. Ya en 1976 se logró el récord de fabricación del neumático radial más grande del mundo (60/65 R57 XRD1 1E A), sin embargo, no ha sido el único logro obtenido de ese calibre, puesto que en 1992 también se fabricó el neumático 55/80 R57 XMINE D2 de 5.782 Kgs que batió el récord guiness.

La fábrica de Michelin en Vitoria supone uno de los pesos pesados de la marca francesa a nivel internacional, con más de 3.000 empleados en plantilla (actualmente Michelin tiene más de 110.000 empleados por todo el mundo) y donde se fabrican neumáticos de turismo -más de 150 referencias- así como de ingeniería civil (siendo la principal productora de éste tipo de neumáticos de toda la marca) en múltiples medidas con una producción anual de 400.000 Tm. En la fábrica de Vitoria también se fabrican productos semiterminados como mezclas de goma y refuerzos metálicos. Actualmente, el director de la fábrica es D. Amadeo Álvarez Iglesias, quién nos asistió durante la visita a la fábrica a todos los bloggers asistentes, resolviéndonos dudas e inquietudes a los presentes. En España, Michelin cuenta con 4 centros de producción en Lasarte, Vitoria, Aranda y Valladolid. También un centro de ensayos en Almería, un centro de comercio y sede social en Madrid y tres centros de distribución en Burgos, Seseña y Barcelona.

En la actualidad, se fabrican neumáticos para turismos con medidas de 14, 15 y 16 pulgadas de numerosas gamas y modelos y neumáticos de ingeniería civil de hasta 5.000 kilos y 4 metros de diámetro. Además, los fabricantes que tienen acuerdos con Michelin para la fabricación de neumáticos específicos para algunos modelos de coches en producción, en los que además los propios fabricantes son los que tienen total libertad a la hora de adecuar el neumático a las necesidades del modelo en concreto, en función de si se busca más confort o deportividad, entre otros.

La percepción que tengo respecto a la importancia que se le da a los neumáticos en España es que es muy escasa, me explico: hay mucha gente que no es que opte por marcas de menor calidad a la hora de realizar un cambio de neumáticos, es que directamente, no revisa cada cierto tiempo el estado de sus neumáticos (presión, desgaste…), intenta alargar lo máximo posible el cambio aunque ya presenten un desgaste notable, entre otros. Esto aumenta notablemente las posibilidades de que tengamos un percance con el coche. Conviene que seamos conscientes de que los neumáticos son uno de los elementos más importantes de nuestro coche, ya que es el punto de contacto entre nosotros y el asfalto. Desde los comienzos del automóvil, aunque no lo parezca, se ha evolucionado más de que lo que se cree en lo que respecta a los neumáticos. En el año 1900, los neumáticos tenían una vida de 1.200 a 1.500 km y cada unidad costaba de 300 a 600 euros si lo extrapolamos a la moneda en curso, un aunténtico dineral en la época y a día de hoy que hacía que el coste por kilómetro fuera muy elevado.

Como comentaba al principio del artículo, la realización de un neumático es más compleja de lo que pueda resultarnos a simple vista, y no se compone únicamente de caucho, sino de más materiales como cables, fibras, telas de acero, entre muchos otros, y que además, en función del neumático que se vaya a fabricar, varían. A través de una línea automatizada -aunque constantemente vigilada por operarios del taller-, mediante un tambor giratorio se ensamblan paso a paso en un total de 25 puestos, todos los componentes que van dando forma al neumático hasta que va tomando forma y está casi acabado. Ahora llega al turno de pasar al taller de cocción, donde se coloca el neumático en un molde específico que contiene una membrana llena de agua caliente y vapor, que al inflarse, adhiere el neumático sobre las paredes donde que esculpirán las marcas, geometría, etc. La temperatura de cocción es de aproximadamente 150º y el tiempo que tarda cada neumático en cocerse varía, aunque la media aproximada es de 10 minutos. Particularmente, me impresionó mucho también el nivel de automatización del proceso de fabricación, especialmente por la velocidad de proceso.

Aquí concluye nuestra visita a la fábrica, esperemos que os haya gustado.

 

Anímate y déjanos tu comentario