Cuestión de peso

0

Cuestión de pesoQue la industria del automóvil está en un constante avance y desarrollo tecnológico a un nivel brutal no es ningún secreto, pero… ¿y si no estuviésemos avanzando tanto como pensamos?

Es un hecho que hoy la mayoría de los coches que llegan a nuestros mercados cuentan con la última tecnología, tanto en motorizaciones como en chasis (más seguridad, refuerzo…), además de un sin fin de añadidos para hacer al coche más dinámico y equilibrado. Evidentemente, todas estas mejoras implica un aumento de peso, pero un aumento que se está convirtiendo en algo serio.

Algo confirmable en cualquier momento es que las marcas, especialmente las premium, están tomando el camino fácil, es decir, desarrollando vehículos con todos los avances tecnológicos, añadiendo peso y para compensar tal añadido, subir la potencia. Si subimos la potencia y el peso, es evidente que equilibramos los dos factores, pero cada vez el coche se vuelve más pesado y menos dinámico, por mucho avance que lleve encima.

Es por eso, que tarde o temprano toda esta evolución se irá deteniendo poco a poco, si el ritmo sigue así. Por poner un ejemplo, en la gama de Alfa Romeo, la antigua berlina media más potente de la firma (Alfa 155) no pesaba más de 1350kg, mientras que su sucesor moderno, el Alfa 159, sobrepasa los 1840kg de peso. Y no, para nada es el únioo caso.

Compactos que hace 10 años estaban en 1000kg hoy ya están en 1300, ¿por qué? Evidentemente, una parte de todo el añadido se lo llevan las nuevas implementaciones en seguridad y eficacia, pero es ahí donde las marcas tienen que pelear, pelear por intentar rebajar el peso mientras añaden los últimos avances.

Quizás el camino adecuado no sea utilizar cada vez motores más y más potentes (hemos pasado de usar versiones de 4 o 6 cilindros en línea en algunos segmentos a usar auténticos V8), sino investigar sin descanso para eliminar todos los kilos posibles, kilos que realmente sobran y no ayudan a mejorar la seguridad, sólo que “está ahí”; peso que se eliminaría de no ser por la falta de investigación en ello y por la concentración de una mayor potencia, que lo compensa.

Aún así, me temo que todo seguirá igual… Un buen ejemplo es Lotus, bastante radical, pero aceptable.