Los fabricantes se ven obligados a usar asientos más anchos para los norteamericanos

0
RS4 Seats

Dejando a un lado que los conductores norteamericanos estén cogiendo un sobrepeso contínuo -eso dicen las estadísticas-, lo cierto es que esta evolución se está empezando a notar en los coches, especialmente en los fabricantes americanos.

Dado que los asientos de los coches no están siguiendo esta evolución, se ha llegado a un punto en el que la incomodidad de los ocupantes con los nuevos coches de producción es bastante notable, y cada día es mayor. Dicho esto, no importa que venga un europeo con asientos Recaro de competición o asientos deportivos, parece que lo que más importa ahora en los coches que se venden en norteameríca son unos buenos asientos que permitan a sus ocupantes estar cómodos.

Y estamos hablando de marcas más o menos generalistas. Si nos vamos a marcas más exclusivas de deportivos, nos encontramos con que aunque la marca ofrezca sillones algo más anchos de lo normal, siguen siendo estrechísimos. Un buen ejemplo lo tenemos en el salón de Detroit, que estando en plena apertura pública, hay muchos prototipos que parecen tener sillones de andar por casa en vez de asientos de coche. Lógicamente los fabricantes han llevado prototipos adaptados para que el público estadounidense opine, y creo que la respuesta es fácilmente adivinable…

Vía: Motor Authority