¿Por qué corren con las ventanillas bajadas?

3
A todo gas: Vin Diesel y Paul Walker

Hace un par de días ví enlazado este interesante artículo realizado por el autor de MalaCiencia en Menéame, pero que decidí posponer mi entrada acerca de él hasta el fin de semana, para suplir un poco la falta de noticias que suele haber los fines de semana, especialmente los domingos.

El artículo trata sobre por qué en las películas de carreras ilegales de vehículos, en las escenas donde hay persecuciones o carreras siempre corren con las ventanillas bajadas, pero sin embargo, los vehículos cuentan con una preparación muy notable tanto a nivel mecánico como estético, con el fin de hacer que tenga más potencia y mejores prestaciones que de serie (y que por lo general, dado los vehículos que suelen emplear, no es poca la potencia ni las prestaciones), lo cual resulta bastante contradictorio.

Y es que es muy interesante el artículo precisamente por eso, porque no se da en una ni en dos películas, se da en muchas de este tipo, y el ejemplo que ha puesto el autor en este caso ha sido la película A todo gas 2, un buen ejemplo, dado que fue una película con mucha expectación principalmente entre la gente joven y a aquellos que la primera entrega les había dejado con la miel en los labios.

Es que es muy curioso, que con todo el dinero que invierten los actores o protagonistas en sus vehículos en ese tipo de vehículos con tal de multiplicar la potencia del vehículo de serie, no hagan algo tan básico como cerrar las ventanillas cuando se avecine una carrera, sabiendo que así mejorarán notablemente la aerodinámica, lo que repercute en unas prestaciones completamente acordes a la potencia del vehículo.

La parte física se explica muy bien en el artículo, y como tengo algo oxidados mis conocimientos al respecto (cosas de la edad), os sugiero que si queréis informaros mejor al respecto acerca de esa parte, leáis al artículo de MalaCiencia donde lo explica con todo lujo de detalles.

Vía: Menéame
Artículo: MalaCiencia