Persecución rozando la ciencia ficción

1

Creo que pocas veces he visto una persecución policial con una situación que varíe tanto en tan pocos minutos, pero para todo en la vida siempre hay una primera vez.

Todo sucedió en una carretera holandesa, en la que una patrulla policial observó un Porsche 911 GT3 (no tiene mal gusto el fugitivo) que circulaba a más de 200 Km/h y emprende una persecución contra el mismo para detenerlo.

La persecución dentro de lo que cabe transcurre con total normalidad, hasta que en una incorporación el 911 GT3 aparece accidentado con notables daños incluso en el motor pero que le permiten continuar, tiene suerte, lo curioso es que se le desprendió también el capó y se le quedó pegado al parabrisas, y a pesar de estar mermada la visión interior de la carretera por este suceso, pudo continuar, minutos después se le desprendió. Que por cierto, esto del capó me recuerda mucho cuando en mis tiempos mozos jugaba al TOCA Race Driver I, que estaba disponible para PlayStation 1 y que normalmente si tenías un accidente frontal con alguien el capó se quedaba pegado al parabrisas y a los pocos segundos se desprendía.

Volviendo al tema, tiempo después, el GT3 desaparece según parece para refugiarse en una gasolinera en la que según parece, el conductor del GT3 se monta en un Volkswagen Golf V para pasar desapercibido, pero la policía sabía que iba montado en él, así que deciden seguirlo mientras que el Golf V continúa su marcha como si no pasara nada hasta que finalmente lo detienen en un pequeño atasco según parece ocasionado por la policía para impedir que escape.

Desde luego, cuesta creer que con semejante máquina en sus manos le costara tan poco cazarle a la policía, alguien con mucha más experiencia al volante de deportivos de ese calibre es probable que les hubiera dado esquinazo a las autoridades o bien hubiera alargado mucho más la persecución (hasta que el depósito de combustible aguante, probablemente). Y con esto no pretendo dar mi apoyo a este tipo de acciones, pero en ocasiones hay que hablar sin pelos en la lengua.

ACTUALIZADO: El vídeo ya carga rapidísimo, gracias a que Juan Pablo nos ha proporcionado el enlace a Youtube. 

Vía: autoblog.it