Agentes de importación de coches, ¿cómo trabajan?

0

A la hora de comprar un vehículo, ya sea nuevo o de ocasión, existen diferentes opciones. La vía más clásica, y posiblemente la más cara, es acudir a un concesionario oficial de la marca deseada y buscar el modelo de nuestro interés. Otra alternativa es recurrir al mercado de compra-venta, tanto presencial como online, y existe otro camino cada vez más utilizado: la importación. Es la forma de conseguir marcas extranjeras en su país de origen y a precios muy rebajados, por eso se está convirtiendo en un canal de compra real y ventajoso.

Cuando oímos hablar de importación de vehículos pensamos en procedimientos largos y enrevesados, y realmente llevan su complejidad. Pero existe una manera de simplificar los procedimientos y es acudir a un car agent o agente de automóviles especializado en importación. Son profesionales que se encargan de negociar con los proveedores de marcas y que se ocupan además de todo el procedimiento administrativo y legal. Así, el comprador se ahorra dolores de cabeza y consigue además el coche de sus sueños a un precio incomparable.

Pero elegir un car agent de confianza no siempre es fácil. Para eso existen comparadores como Caroom. Es una empresa francesa que ayuda a sus compatriotas a elegir un agente de importación. Su lema es «el mismo coche, más barato», y esa es realmente su función: proporcionar al cliente un listado de agentes cualificados para que la compra de su coche de importación le salga lo más barata posible.

Según reza en la web de Caroom, utilizar los servicios de su comparador de agentes puede proporcionar un ahorro de hasta de hasta un 47% en el precio del vehículo. Son descuentos considerables y es argumento suficiente para plantearse seriamente la posibilidad de importar. La empresa trabaja básicamente a nivel europeo. Con sus herramientas de comparación, muchos franceses han podido acceder a vehículos que no podían encontrar en su propio país.

En la actualidad, Caroom es el tercer comparador más utilizado en Francia y cuenta con un importante respaldo por parte de consumidores y agentes de automóviles.

¿Cómo trabaja un agente de coches?

Esta figura comercial es un tanto desconocida en nuestro país, pero lleva años funcionando con éxito a nivel europeo. Los agentes de importación suelen trabajar de la siguiente manera: se ponen en contacto con concesionarios en Francia o en el resto de Europa y compran coches en lote con la finalidad de conseguir buenos precios. Esos descuentos obtenidos se trasladan después a sus precios de venta, con lo que el consumidor final puede obtener un ahorro muy importante en la compra del vehículo.

La mayor parte de agentes de coches son multimarcas, es decir, trabajan con diversos fabricantes o concesionarios a la vez. Eso les permite ampliar su campo de búsqueda y les exime de la obligación de trabajar en exclusiva para algún fabricante en concreto, como ocurre con los concesionarios oficiales. Y mientras más amplia en la fuente de suministros de vehículos, mayores posibilidades de acceder a buenos stocks para ponerlos después a la venta.

Los agentes de coches negocian con concesionarios que necesitan liberar stocks y con distribuidores europeos que tienen contacto directo con las plantas de fabricación. Incluso los famosos “km0” entran a menudo en las negociaciones; son coches usados con muy poco kilometraje, que salen al mercado con precios muy ventajosos.

La procedencia geográfica de los coches importados puede ser muy diversa. En Francia, por ejemplo, suelen trabajar con vehículos que provienen de Alemania, España, Italia, Bélgica o Luxemburgo. Antes de proceder a la entrega, el ordenador de a bordo se configura de acuerdo con el idioma del cliente, para que no exista ningún problema de comprensión a la hora de ponerse a los mandos. Lo mismo ocurre con el GPS y dispositivos de este tipo, van a integrar mapas europeos.

Servicios que ofrece un agente de importación

Además del descuento sobre el precio, la gran ventaja de los car agents es que también se ocupan de la parte burocrática. Este es un aspecto muy relevante, porque los procedimientos de importación son complejos y requieren la mayoría de veces la intervención de un profesional.

Otro aspecto interesante es su política de reembolsos. Los agentes mejor posicionados en los comparadores ofrecen la posibilidad de devolver el coche si el cliente no se encuentra satisfecho con la compra. En estos casos, el consumidor puede optar entre adquirir otro vehículo o recibir un reembolso del capital invertido.

La garantía es otro aspecto fundamental en la adquisición de un coche. Los automóviles comprados a través de un agente de importación tienen las mismas garantías que ofrece cualquier concesionario. En realidad, es el fabricante el que concreta dicha garantía, así que el cliente va a estar cubierto esté donde esté. Hay agentes que incluyen una extensión propia de garantía o incluso un contrato de mantenimiento adicional.

También podría gustarte