Motor, competición y nuevos lanzamientos

El próximo Mitsubishi Lancer Evolution, ¿híbrido?

0

Todos conocemos al todopoderoso Mitsubishi Lancer Evolution. Toda su historia, sus versiones, sus grandísimos hitos en la competición, pero… ¿cómo le afecta esto con el paso del tiempo?

Con el paso del tiempo ha aumentado en potencia, peso y en general tecnología. Nunca ha perdido su esencia de tracción total, y en general siempre ha sido concebido como un auténtico deportivo apto para caminos y en general para rally. No obstante, ¿y si todo estuviese a punto de cambiar?

Las informaciones son algo confusas y quizás algo adelantadas, pero todo indica a que el fabricante nipón podría dar un giro de 180 grados en la idea en sí que la versión tope del Lancer tiene. Ahora bien, ¿de qué se trata?

Al parecer Mitsubishi podría convertir al Lancer Evolution en un híbrido. Utilizando la tecnología presente en prototipos ya presentados por su parte, los japoneses podrían haber decidido otorgarle al EVO un motor eléctrico aparte, y con todo lo bueno y malo que ello conlleva.

La idea es fácil e interesante: seguirían con el 2 litros turboalimentado que desarrollaría como mínimo 320 caballos, ahora bien… estarían destinados únicamente a las ruedas delanteras. Es decir, en condiciones normales ería tracción delantera. Y a las ruedas traseras, un motor eléctrico que mandase potencia cuando el conductor lo quisiese. ¿Qué te parece?

Esta idea está basada en la tecnología de prototipo PX-MiEV -que tienes en pantalla-, que combina dos motores eléctricos para circular a velocidades bajas y medias, y un motor gasolina de 1.6 litros para cuando se requisen velocidades más altas, asegurando un consumo mínimo en ciudad, y uno reducido en autovías y autopistas.

Es bastante controvertida la idea de que en condiciones normales y donde el piloto no quiera correr, el EVO tenga las ruedas motrices en el eje delantero, rompiendo toda su filosofía y tradición y en general, presentando algo totalmente nuevo a lo que estamos acostumbrados a ver.

Las prestaciones estimadas son muy superiores a las actuales y cómo no, impresionan. Está previsto que de seguir adelante, nos encontremos con una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en apenas 4.5 segundos, suficientes para dejar atrás a auténticos deportivos de primer nivel. Y ahora bien, si no perdiese su esencia, su imagen como legendario 4×4 de rally… ¿no sería perfecto?

Todo esto por no hablar de que el consumo de carburante descendería, y que siendo más potente que el actual gastaría menos. El problema principal sería el peso total del EVO, y cómo no el hecho de que el motor de combustión interna sólo proporcione potencia a las ruedas delanteras. ¿En qué quedará la cosa?

Vía: Leftlanenews

Relacionado