Motor, competición y nuevos lanzamientos

El próximo VW Golf GTI contará con tracción total, volará hasta los 330 caballos

0

El Volkswagen Golf GTI tal y como lo conocemos ha experimentado una metamorfosis brutal en esta última década. Y es que compacto de prestaciones interesantes ha acabado por convertirse en el Volkswagen de altas prestaciones por excelencia, exceptuando el más limitado y mucho más caro Golf R. Posicionado como un hatchback que combina mejor la relación calidad-precio a la par que ofrece una variedad de potencia apasionante, estamos en un trayecto en el cual va a ir de menos a más… y el resultado final será aplastante. Porque el próximo Golf GTI va a hacer de esta tónica tendencia y volará muy, muy alto.

La marca alemana tiene grandes planes para el Golf GTI, que a su vez va a empujar al modelo “R” mucho más alto de lo que actualmente se sitúa. El GTI llegará poco después del debut del Golf MKVIII, acompañado de una evolución del chasis modular MQB (MQB 2) y se dividirá en tres opciones diferentes, a cada cual más potente y con un mercado de mayor envergadura. Tal será la potencia que administrará la plataforma modular que en el GTI más potente de todos, que alcanzará los 330 caballos, la tracción total permanente no será una opción sino un estándar. Porque en estos niveles, será obligatorio y los resultados sobre el asfalto no sólo se equipararán a los del Golf R actual, sino que los superará.

70 caballos de margen entre GTI y GTI

El próximo VW Golf GTI contará con tracción total, volará hasta los 330 caballos 1

 

El Golf GTI “de acceso” contará con un motor 2.0 litros turboalimentado de 4 cilindros que compartirá bloque con las demás versiones. En el primer caso, la potencia se fijará en 265 caballos, muy por encima de los 230 cv del GTI Performance actual, en conjunto con una pérdida de peso notable y una mejora en el chasis que servirá para mejorar las capacidades dinámicas tanto fuera como dentro del circuito. El segundo GTI Performance, escalará hasta los 300 cv, misma potencia que el Golf R actual. Aquí la diferencia entre estos dos últimos vendrá marcada porque la tracción delantera podría mantenerse, como dato interesante y apoyando así las cualidades dinámicas del chasis MQB 2. Siendo así, la diferencia de peso que conllevaría sería una apuesta segura para alcanzar los 4.7 segundos en el 0 a 100 kilómetros por hora, frente a los 4.9 del “R” actual con caja de cambios DSG.

Yendo más allá, el GTI Club Sport será el súmmum, el que volará más alto y que con el mismo motor de dos litros y cuatro cilindros alcanzará los 330 caballos, acelerando de 0 a 100 km/h en 4.4 segundos y este sí con tracción total asegurada. Sin envidiar en absoluto los 367 cv del Audi RS3 Sportback, y con la diferencia principal de que este último cuenta con un motor más grande y más pesado (2.5 TFSI con 5 cilindros).

Más espacio para el Golf GTE

Con el actual Golf GTE, el primer “GTI híbrido”, Volkswagen apuesta por captar a todos aquellos que busquen unas capacidades dinámicas similares a las del GTI actual, pero con unos consumos y unas emisiones contaminantes ínfimas por la combinación de un sistema de propulsión eléctrico con un motor de combustión interna gasolina con 1.4 litros de cilindrada. En el Golf MkVIII veremos un GTE más potente y evolucionado que escale hasta los 220 caballos frente a los 204 cv actuales, rellenando el hueco que dejará el GTI actual.

Si te interesa esta noticia...