Vídeo: el nuevo Mercedes Clase A se deja ver en la nieve

0

El Mercedes Clase A que veremos debutar el próximo año traerá grandes cambios en el brazo. Podríamos catalogarlo como una segunda generación del Clase A, y aunque realmente no sea así, en la práctica sí podemos decirlo porque el actual Clase A no tiene absolutamente nada que ver con los modelos anteriores que llevaron el mismo nombre, y la dirección actual es la presente que quieren continuar en la casa de la estrella.

Mirando hacia adelante, el Clase A mejorará en todos los aspectos pero se consolidará más como una evolución que como una revolución. Estéticamente, el Clase A gozará de unas dimensiones levemente mayores que las del modelo actual, es decir, será algo más largo y con mayor distancia entre ejes. Seguirá siendo un hatchback de cinco puertas, punto de referencia para varios modelos independientes, como el GLA y CLA. Una gama de motorizaciones muy similar al modelo actual… pero con un chasis totalmente nuevo.

El chasis que portará el nuevo Clase A será una segunda generación de la plataforma modular que vimos debutar en el actual Clase A. La plataforma MFA2 reducirá el peso neto y mejorará las prestaciones y capacidades dinámicas, lo que contribuirá a reducir las emisiones contaminantes, el consumo, y a aumentar las prestaciones sin necesidad de realizar grandes cambios en los motores. Donde sí habrá mejoras importantes, por otra parte, será en las variantes AMG Performance.

Sí, has leído bien, el nuevo Clase A dará vida a dos modelos AMG completos. El primero será el AMG A 40, con una potencia de aproximadamente 310 caballos, en un rango idóneo para competir con el Audi S3 principalmente. Esta versión, nueva, obligará al A 45 a moverse hacia la imponente cifra de los 400 caballos.