La DGT estudia la retirada del vehículo a los reincidentes e infractores

1

AlcoholemíaLa Dirección General de Tráfico se encuentra estudiando otra de sus polémicas medidas para poner fin a las fechorías de aquellos infractores que hayan agotado todas las vías sancionadoras. El estudio de esta medida lo anunció el director de la DGT Pere Navarro durante unas declaraciones en la visita al parque infantil de tráfico de Gijón. Recordemos que el pasado 2 de Diciembre se puso en marcha la reforma del código penal.

Es curioso, años y años comentando un importantísimo número de automovilistas y gente importante relacionada con el sector del transporte, que el principal problema no era la velocidad, sino el alcohol, mientras que la DGT seguía en con su firme opinión respecto al problema de la velocidad y ahora, Pere Navarro, reconoce que el 98% de neglicencias a los mandos de un vehículo son producidas por exceso de alcohol, mientras que sólo un 2% son producidas por exceso de velocidad. Vamos, que como se suele decir en estos casos, han descubierto América. Viendo la trayectoria tomada por la DGT en los últimos años, tengo serias dudas de que este gran descubrimiento pueda servir para reconsiderar la disposición de muchos radares (cuyo fin se ha demostrado que es meramente recaudatorio en la gran mayoría de ellos), así como una consideración de una ligera ampliación de los actuales y su vez obsoletos límites de velocidad.

Navarro, puso como ejemplo para justificar la medida que están estudiando, el primer conductor al cual se le retiró el carné en España tras la implantación del permiso por puntos, que poco después de suceder, estuvo mostrando las llaves de su coche ante diversos medios.

Llegados a este punto, no me queda más que exponer mi opinión personal para poner fin a un artículo cuya noticia va a dar -y está dando- mucho que hablar. Por una parte, estoy de acuerdo en parte con la medida: al igual que en otro tipo de delitos se confiscan bienes (ordenadores, pisos si los vecinos deciden denunciarte para que te marches por diversos motivos, etc), aquí se realiza lo mismo para seguir evitando delitos, aunque creo que de poco servirá, puesto que el infractor siempre podrá hacerse con otro coche y seguir cometiendo sus fechorías. Por otra parte, no estoy de acuerdo por aquellas familias en las que emplean todos los miembros el mismo vehículo para sus desplazamientos y que por culpa de un irresponsable en la familia se tengan que quedar todos sin su preciado medio de transporte sin haber cometido el resto de la familia el delito.

Vía: El correo gallego