Motor, competición y nuevos lanzamientos

El precio no es siempre lo primordial en un seguro: También importan las coberturas

0

Hoy en día, gracias a los numerosos comparadores de seguros existentes, la elección de un seguro para nuestro coche se ha vuelto mucho más sencilla, ya que de un plumazo y en base a nuestras características (coche, edad, años de nuestro permiso, entre otros factores) podemos ver cuáles son los presupuestos que nos ofertan las principales compañías aseguradoras del país y así calcular seguro de coche. Y, generalmente, tendemos a iterarnos por el factor precio, pero esto no es siempre lo correcto, puesto que en ocasiones, por diferencias de precio escasas, mermamos nuestras condiciones de manera considerable.

Y aunque podamos pensar que no tendremos que hacer uso de ellas, en esta vida hay que ser previsor. Por ello, es siempre recomendable establecer un equilibrio entre precio y coberturas que nos ofertan, porque nunca podemos saber cuándo tendremos que hacer uso de dichas coberturas y entonces nos podamos arrepentir de no haber optado a una cobertura más generosa o la propia cobertura en sí (que, dependiendo de la compañía y póliza, puede ser opcional.

Decantarnos por una opción u otra es algo que precisamente estos comparadores de seguros nos facilitan de manera considerable, ya que con unos pocos clics podremos elaborar tablas comparativas y ver de una forma más clara cuáles son las coberturas de cada una punto por punto.

Por ejemplo, tomando como referencia el seguro de coche con Génesis para la comparativa, a la hora de comparar con DirectSeguros nos encontramos con que Génesis nos ofrece libre elección de taller, una indemnización por fallecimiento e invalidez permanente que duplica la de DirectSeguros (30.000 euros), recurso de multas, daños a 3º por conducir en bici o envío de duplicado de llaves. La misma comparativa con LineaDirect también arroja 6 coberturas adicionales a favor de Genesis, con recurso de multas, daños a 3º por conducir en bici o incendio y robo de equipajes hasta 500 euros en caso de optar por un Todo Riesgo.

En muchos casos, estas coberturas pueden ser agregadas o verse incrementadas de manera opcional, aumentando eso sí el precio final. Deberemos, por tanto, valorar si nos compensa el precio final que obtenemos en los seguros de coche sumando todas esas coberturas adicionales para equipararlo a un seguro similar, pero con un precio ligeramente más alto de partida.

 

Si te interesa esta noticia...