Faraday Future FF91: Con 700 kilómetros de autonomía y 1.050 CV. ¿Nos encontramos ante el enemigo por excelencia de Tesla?

1

La posición ventajosa de la que goza actualmente Tesla Motors en el mercado tanto en lo que concierne a tecnologías de conducción autónoma (mediante el Autopilot) así como a su tecnología eléctrica le sitúa en un enclave en el que es la marca a batir. Y aunque otros fabricantes poco a poco se vayan acercando en alguno de los dos ámbitos, todavía no han sido holgadamente superados en conjunto.

Pero… rivales con ansias de batirlos no le faltan. El último, es un prototipo y a su vez primer coche de Faraday Future, el FF91. Un motor eléctrico con una potencia de 783kW (el equivalente a 1.050 CV) es uno de los aspectos que más llamativos puede resultar, pero no menos importante es su autonomía. La compañía presume de que contará con el mejor sistema eléctrico del mercado con una autonomía en torno a los 600 kilómetros, con el que además puede hacer el 0-100 km/h en tan sólo 2,39 segundos y recargar su batería en un enchufe doméstico un 50% en cuatro horas (con 15 kW AC) y media, si bien, tenemos la opción de carga rápida con un cargador específico de 200 kW (DC) en el que tan sólo necesitaremos menos de una hora. La tracción es total a través de los múltiples motores.

Para rivalizar con Tesla, también necesita un sistema de conducción autónoma, que también tiene. Además de contar con un radar 3D LIDAR retráctil, también está provisto de 12 sensores ultrasónicos, diez cámaras HD y 13 radares convencionales, además de contar con módems LTE que además de recibir datos para el vehículo, ofrece también un hotspot para los ocupantes del vehículo.

Los lazos con el conductor se estrechan aún más con el perfil del usuario denominado FFID, que comparte en la nube con la empresa datos como el número de ocupantes en el coche, preferencias de dirección y reproducción de contenido amén de otras características y que permitirán sincronizar gustos musicales del usuario con el coche así como conectarse a las redes sociales.

A priori, el prototipo no es un brindis al sol, puesto que ya aceptan reservas en su web oficial previo depósito de 5.000 dólares (deberás, además, vivir en China, USA o Canadá), importe que será devuelto una vez se realice la compra (cuyo coste final, se situaría en torno a los 200.000 dólares, aunque aún no hay nada oficial). No será hasta 2018 cuando se fabrique en serie, y en primera instancia, en un lote de 300 unidades.