ABT Sportline lleva el Audi SQ5 TDI a los 385 CV

0

ABT Sportline lleva el Audi SQ5 TDI a los 385 CV

El SUV deportivo diésel de Audi, el SQ5 TDI, ha pasado por el rodillo de ABT y el preparador alemán, tal y como nos tiene acostumbrados, ha logrado exprimir las capacidades de su motor, y más adelante te vamos a contar más en detalle hasta dónde ha sido capaz de llevarlo.

Pero en primer lugar vamos a hacer una introducción a los cambios estéticos llevados a cabo en él. El preparador ha dotado al modelo de unas llantas de aleación HR de 21 pulgadas con acabado negro brillante, además de una nueva suspensión cuya altura se puede ajustar entre los 35 y 60 mm, dándole un aspecto mucho más vistoso al reducir la altura de serie.

ABT Sportline lleva el Audi SQ5 TDI a los 385 CV

Estéticamente tampoco falta un elemento habitual en los vehículos preparados por ABT como es el logotipo ABT que se proyecta sobre el suelo desde los retrovisores exteriores y que se activa cuandoa ccedemos al vehículo.

ABT Sportline lleva el Audi SQ5 TDI a los 385 CV

Y volviendo a su motor, el V6 de 3.0 litros TDI que de serie cuenta con 341 CV y 700 Nm de par máximo, tras aplicar el kit de potenciación ABT Power, su potencia pasa a ser de 385 CV y 760 Nm de par máximo, y por supuesto sigue estando gestionado a través de la caja de cambios automática Tiptronic de ocho velocidades con un sistema de tracción quattro, que le permite realizar el 0-100 km/h en menos de 5 segundos.

También podría gustarte