El Apollo Intensa Emozione 2018 llega con un V12 atmosférico y… un aspecto muy futurista por valor de 2,3 millones de euros

0

La curiosa paradoja de mezclar un aspecto toalmente futurista y aerodinámico en un superdeportivo italiano como el Apollo Intensa Emozione 2018 pero con un corazón latiendo en su interior de la más pura vieja escuela italiana. Un coche pensado especialmente para puristas que quieran disfrutar de uno de esos cada vez más escasos motores de gran cilindrada atmosféricos que comienzan a ser una rareza.

Pero… ¿qué esconde ese motor del que tanto hablamos? Doce cilindros en uve, 6,3 litros y 780 CV con 759 Nm. ¡Ah! Y sin recurrir a ningún sistema de sobrealimentación. Eso sí, la caja en este caso no es manual, sino que es una secuencial de seis velocidades con las levas en el volante. El conductor podrá seleccionar entre tres programas de conducción diferente: Wet, Sport y Track, además de doce niveles de ajuste diferentes en el control de tracción.

El Apollo Intensa Emozione 2018 llega con un V12 atmosférico y... un aspecto muy futurista por valor de 2,3 millones de euros

Aún más espectacular si cabe es el peso que computa el conjunto, con tan sólo 1.250 kilogramos, gracias entre otras cosas al uso de un monocasco en fibra de carbono con una distribución de pesos de 45% en el eje delantero y 55% en el eje trasero. Evidentemente, este cóctel unido a una estudiada aerodinámica pone sobre la mesa unas cifras a la altura de las circunstancias, con un 0-100 km/h en 2,7 segundos y una velocidad máxima de 335 km/h.

El equipo de frenos lo firma Brembo con frenos carbocerámicos de 380 mm en ambos ejes, pinzas delanteras de seis pistones en el delantero y de cuatro en el trasero, mientras que la suspensión se hereda directamente de vehículos de carreras al hacer uso del sistema push-rod. Las barras estabilizadoras ofrecen diferentes niveles de ajustes, mientras que los amortiguadores son adaptativos.

El Apollo Intensa Emozione 2018 llega con un V12 atmosférico y... un aspecto muy futurista por valor de 2,3 millones de euros

Llama la atención el color rojo predominante de su habitáculo, con el asiento del conductor realizada a la medida del cliente (si bien, a petición nuestra pueden montarnos unos asientos de competición más convencionales), contando en ambos casos con arneses de carreras de seis puntos, realizados con una estructura en fibra de carbono y estando anclados directamente al monocasco. La instrumentación es digital mientras que el volante es extraíble tal y como sucede en los coches de competición. Los controles del sistema de climatización, calefacción y luz ambiental están en la pantalla de 5 pulgadas adicional a la del cuadro.

Se esperan llevar a término únicamente 10 unidades, así que su precio es acorde al de una tirada de características tan limitadas: 2.3 millones de euros será el coste a pagar por cada unidad, y dentro de ese coste, se incluye también la posibilidad de conocer en primicia los futuros lanzamientos de la marca además de asistir a su desarrollo y producción.

Apollo Intensa Emozione 2018

Si te interesa esta noticia...