Motor, competición y nuevos lanzamientos

Audi A3 Sedán, ya es oficial

1

Con motivo del arranque del Salón del automóvil de Nueva York, Audi ha presentado la variante sedán del A3 tan esperada, y que hasta la fecha, no había contado en ninguna de sus anteriores generaciones. Si bien es cierto que el diseño de la zaga no nos pilla de sorpresa, porque días atrás lo pudimos conocer gracias a diversas filtraciones y fotos espía. Así mismo, en Marzo de 2011 presentó un prototipo que nos anticipaba las líneas del mismo.

Hasta la fecha, lo más similar al sedán que podíamos encontrar dentro de la gama A3, era la variante Sportback, que procedía de la variante de 3 puertas pero con dos puertas adicionales y unas medidas muy similares. En el caso de la variante sedán, las medidas están notablemente diferenciadas respecto a las otras dos variantes, así como su habitabilidad interior. Respecto a un A3 Sportback, su longitud crece en 15 cm, haciendo un total de 4,46 metros de largo, diferencia que se acrecenta hasta los 22 cm si lo comparamos con la variante de 3 puertas. La distancia entre ejes por su parte es de 2,64 metros, con una altura de 1,42 metros y una anchura de 1,80 metros.

Estéticamente, Audi no ha optado únicamente por integrar la nueva zaga. También ha realizado cambios en su frontal, con un paragolpes específico de esta versión para poder diferenciarlo claramente sin tener que recurrir a una vista trasera o lateral, además de unos pasos de rueda ligeramente más grandes.

Un aspecto interesante a nivel técnico es que en función del acabado que escojamos, contará con un tipo de suspensión diferente (relativa a altura y dureza).

La gama inicial de propulsores estará formada por uno diésel y dos gasolina. Habrá también variante deportiva S3, de la que te vamos a hablar en otro artículo. Los gasolina en cuestión serán los 1.4 TFSI de 140 CV y 250 Nm de par homologará un consumo medio homologado de únicamente 4,7l/100 km, gracias a contar con el sistema de desconexión de cilindros, necesitando 8,4 segundos para alcanzar los 100 km/h.

Por su parte, el propulsor que encontramos un escalón por encima, el 1.8 TFSI de 180 CV homologa un consumo ligeramente superior, y además ya no cuenta con el sistema de desconexión de cilindros: 5,6l/100 km, necesitando 7,3 segundos para alcanzar los 100 Km/h. Finalmente, tenemos en diésel el 2.0 TDI de 150 CV con un consumo medio de 4,1l/100 km, 108 g/km y 8,7 segundos para realizar el 0-100 Km/h, con una velocidad máxima de 207 Km/h.

Como es de esperar, podremos optar por una caja manual de 6 velocidades o una automática de doble embrague S-Tronic, si bien esto irá en función del motor y Audi por el momento no ha dado a conocer exactamente los motores que podrán optar a cada tipo de caja.

Audi A3 Sedán

 

 

Si te interesa esta noticia...