Motor, competición y nuevos lanzamientos

Así es el nuevo Audi A8 con nivel 3 de conducción autónoma y tecnología Mild Hybrid: ¿Qué más novedades trae?

0

Hoy era la fecha establecida en nuestros calendarios para dar la bienvenida a la nueva -y cuarta- generación del Audi A8, el escaparate tecnológico de Audi y una de las berlinas de representación que mayor éxito tienen a nivel mundial. Su presentación se ha realizado en Barcelona, con motivo del Audi Summit, donde además, la firma alemana también ha revelado todo el elenco de tecnologías enfocadas a la inteligencia artifical que tiene en los fogones de su departamento de I+D y que iremos viendo materializarse en modelos de calle próximamente.

Un diseño deportivo pero conservador

A nadie escapa que Audi se ha mostrado estos últimos años demasiado conservadora y continuista con sus diseños, aunque sin perder con ello la faceta deportiva y el aura de la marca. El A8 no es una excepción -este segmento da poco juego para experimentos estéticos- aún pese a estrenar nuevo lenguaje de diseño, así que podemos destacar su distancia entre eje 6 mm mayor que asciende hasta los 2.998 mm en la versión convencional y 3.128 mm en la de batalla larga. La longitud por su parte es de 5.172 mm y 5.302 mm respectivamente.

La iluminación es también uno de los fuertes del A8, con el sistema delantero HD Matrix LED con iluminación Audi láser, mientras que para las traseras encontramos pilotos con tecnología OLED conectados a su vez entre sí con una tira LED.

¿Qué tipo de conducción autónoma tiene?

Aunque tímidamente pero con paso firme, la conducción autónoma en sus niveles más primarios se va introduciendo en nuestras vidas, Audi ha logrado dar un paso en firme para adelante, poniendo contras las cuerdas a sus principales competidores, ya que cuenta con un nivel 3 de conducción autónoma que te permite, entre otras cosas, una conducción totalmente autónoma por debajo de 60 km/h en autopistas y autovías que tengan delimitado el sentido de la circulación, precisamente el escenario más ‘sencillo’ para este tipo de sistemas -como deducirás, la ciudad es el más complejo-. El controlador central de asistencia a la conducción zFAS es el encargado de monitorizar todo el entorno a través de todos sus sensores. Mención especial requiere el Audi A1 garage pilot y Audi A1 remote parking pilot que nos permite aparcar el coche en el garaje de manera totalmente automatizada.

El sistema de conducción autónoma al que Audi denomina Audi AI es capaz de gestionar en su totalidad la dirección, el sistema de frenos, aceleración y el arranque, además de ser capaz de reaccionar ante muchos de los fenómenos que puedan darse lugar (véase un coche que se cruza). Tú, mientras tanto, podrás dedicarte a hacer otros menesteres en el coche… ahora bien, tendrá que estar regulado en tu país.

Gama de motores: sólo dos opciones en el arranque

Su gama de motores inicial está formada por dos opciones de seis cilindros, cuya opción de arranque se trata de un 3.0 TDI de 286 CV, seguido de un 3.0 TFSI de 340 CV. Más tarde, se completará con un V8 4.0 TDI de 435 CV y un V8 4.0 TFSI de 460 CV… y el W12 de 585 CV y 6 litros de cubicaje como la opción más potente y frugal de toda la gama.

Habrá también un 3.0 TFSI híbrido con 449 CV y 700 Nm de par que será capaz de funcionar en modo totalmente eléctrico durante 50 kilómetros y que además nos permitirá cargar las baterías por inducción a través del sistema Audi Wireless Charging que podremos instalar en el suelo de nuestro garaje.

Sistema Mild Hybrid de 48 voltios

La tecnología Mild Hybrid (MHEV, mild hybrid electric vehicle se consolida en esta cuarta generación, que, apoyada sobre el sistema eléctrico de 48 voltios instalado en toda la gama de motores, permite circular en determinadas condiciones con el motor principal apagado y pudiendo arrancar de manera suave, suponiendo una reducción en el consumo de carburante de hasta 0,7l/10 0km.

No hay cabida para la incomodidad a bordo

Audi ha desplegado todo su arsenal para lograr un habitáculo que haga que estar en él sea más cómodo que estar sobre un cómodo sofá de un hotel de cinco estrellas. Gracias a su distancia de ejes incrementada, el habitáculo se beneficia de un espacio extra, y en él encontramos novedades muy llamativas, como la supresión del mando del sistema MMI que se había establecido como norma en los modelos de la marca, para en su lugar, se reemplazado por una gran pantalla táctil de 10,1″ que servirá como sustituto y seguirá contando con su sistema de reconocimiento de carácteres y que además permite prescindir de botones para tender al minimalismo. ¿Logrará equipararse a la intuitividad del mando MMI sin generar distracciones en la conducción?

Por su parte, si optamos por la versión de batalla larga, en opción podremos optar por dos asientos individuales en lugar de la banqueta trasera, en el cual, a su vez, puede sumarse un asiento especial para la plaza trasera derecha en la que además cuenta con una zona para los pies calefactada y que da masajes. Sí, has leído bien.

Audi A8 2018

Si te interesa esta noticia...