Audi Online traffic light: Haciendo más amigables los semáforos en rojo

1

En las grandes urbes, los semáforos en rojo pueden acabar siendo toda una pesadilla. Pero con cada vez una industria del automóvil apostando y avanzando de forma contundente hacia la conducción autónoma, cada vez se está logrando mitigar un poco ciertos hábitos de conducción que nos pudieran resultar un tanto incómodos y por otra parte, mejorar la seguridad en general (tanto para conductores como peatones). Y para asegurar un buen camino hacia la conducción autónoma, es indispensable una buena comunicación entre vehículos e infraestructuras colindantes.

Hoy te vamos a hablar del Audi Online traffic light. Una tecnología aún en desarrollo pero que se encuentra actualmente en fase de pruebas y que presumiblemente deberíamos verla en la calle en no muchos años.

Minimizando el impacto de los semáforos en rojo

 

¿Cuál es la peculiaridad del funcionamiento de este sistema? Concretamente, lo que hace es estar permanentemente en contacto de forma inalámbrica con los ordenadores encargados de controlar los semáforos de la ciudad, y con esta información, se procesa en nuestro vehículo para mostrarnos en el cuadro la velocidad idónea para que lleguemos al siguiente semáforo con la luz verde ya puesta.

Evidentemente, esto requerirá un protocolo de comunicación y procesado estándar a nivel europeo, para de esta forma asegurar la máxima compatibilidad entre dicho sistema y las infraestructuras urbanas que componen el sistema de semáforos.

Audi Online traffic light: Haciendo más amigables los semáforos en rojo 1

Un sistema así repercute en varias ventajas sobre el conductor, siempre que este haga caso de las sugerencias de velocidad propuestas por el asistente. Quizá, el más destacable, es en forma de ahorro de combustible, ya que como muchos sabréis, el principal factor de multiplicación de consumo en el entorno urbano respecto a otros entornos es el de estar constantemente deteniendo la marcha y reanudando, de esta forma, se reduciría esto y supondría un ahorro de combustible que Audi cifra en un 15%, o lo que es lo mismo, 900 millones de litros por año en Alemania.

Si por alguna de aquellas no hacemos caso del asistente o las circunstancias del tráfico no nos permiten hacerle caso, cuando llegamos al semáforo en rojo un cronómetro nos indica el tiempo restante hasta que se vuelva a poner el semáforo en verde para poder así facilitar la reanudación de la marcha (aunque, si bien, este tipo de semáforos con cronómetros se pueden encontrar en algunas ciudades).

Si te interesa esta noticia...