Motor, competición y nuevos lanzamientos

Audi Q5, ya es oficial

0

Audi Q5

Tal y como estaba previsto, Audi ha presentado hoy oficialmente el Audi Q5, el SUV que se posiciona por debajo del Q7 y que hace su debut tras la aparición de muchas supuestas filtraciones y recreaciones del mismo.

Su longitud es de 4,63 metros, 1,88 de ancho y 1,65 de alto. Su distancia entre ejes es de 2,81 metros. Debido a que su altura es reducida en comparación con sus principales rivales, le permite obtener un coeficiente aerodinámico de 0,33, un valor aceptablemente bueno para tratarse de un vehículo de este segmento.

Todas las versiones del Q5 cuentan con tracción integral Quattro mediante un diferencial del tipo Torsen, que en condiciones normales, su reparto de fuerzas tiene una relación de 40:60. En caso de que las condiciones se alteren, la tracción integral Quattro puede mandar hasta un 65% de par a la parte delantera y un 85% a la parte posterior.

Su gama de motores inicialmente estará compuesta por dos motores diésel y uno gasolina:

El motor gasolina es un 2.0 TFSI de 211 CV con un par motor de 350 Nm a partir de 1.500 RPM (cuatro cilindros sobrealimentado) asociado a una caja de cambios automática de doble embrague -S-tronic- de 7 relaciones. Este motor cuenta también con el sistema “Audi Valvelift System” que permite el control variable del alzado de válvulas. Con este motor, el Q5 realiza el 0-100 Km/h en 7,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 222 Km/h, todo ello con un ajustado consumo medio de 8,5 litros a los 100 km.

El primer motor diésel de acceso a la gama es el 2.0 TDI de 170 CV, que también es un cuatro cilindros. Su par motor es de 350 Nm (entre las 1.750 y 2.500 RPM) y con este motor el Q5 realiza el 0-100 Km/h en 9,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 204 Km/h, todo ello con un consumo medio de 6,7 litros a los 100 km.

Finalmente, nos encontramos el segundo diésel, que es el más potente de la gama de motores diésel y además, por potencia, el más potente de la gama. Es un 3.0 TDI 6 cilindros con una potencia de 240 CV y un impresionante par de 500 Nm -entre las 1.500 y 3.000 RPM-. Con él, el Q5 realiza el 0-100 Km/h en 6,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 225 Km/h. También cuenta con un consumo medio bastante ajustado:  7,7 litros a los 100 km.

Su equipamiento resulta muy completo (opcional o de serie según versión): reconocimiento de voz, sintonizador de TV, techo de cristal panorámico (abatible), climatizador trizona, sistema de sonido Bang&Olufsen, asientos delanteros regulables eléctricamente, conexión Bluetooth, lector de DVD, freno de estacionamiento electromecánico, control de estabilidad, cámara trasera de aparcamiento (Audi Parking System Advanced), iluminación activa en curva (Adaptive light), conector de iPod, portón de maletero eléctrico, sistema de entrada y arranque sin llave (Advanced key).

Aquí no acaba la cosa, puesto que también puede contar con otros sistemas más avanzados y que no son tan comunes entre este tipo de vehículos. Uno de esos sistemas es el Audi Cruise Control, que permite mantener de forma automática una distancia constante respecto al vehículo que le precede. También está el Audi Lane Assist, que mediante una vibración en el volante, avisa al conductor, que está atravesando una calzada o línea. Finalmente, nos encontramos el Audi Side Assist que detecta la presencia de objetos en los ángulos muertos de los retrovisores.

Su maletero cuenta con una generosa capacidad de 540 litros, ampliable a 1.560 litros si se abaten los asientos traseros. También cuenta con un doble fondo. Su interior, es capaz de albergar 5 pasajeros cómodamente. Como es de esperar, en su habitáculo nos encontramos varios huecos portaobjetos, tomas de corriente y portabebidas. Opcionalmente, puede instalarse un portabebidas climatizado, que genera frío o calor.

El ESP del Q5 está ‘afinado’ para detectar con un sensor, por ejemplo, si el Q5 monta una baca (soporta hasta 100 kg), se reajusta para funcionar con el centro de gravedad más alto con el que cuenta.

Finalmente, el Q5 puede contar con el sistema Audi Drive Select, que permite seleccionar al conductor el modo de conducción (confort, equilibrado a deportivo), ajustándose más a las necesidades que tenga en ese momento el conductor. Este sistema regula varias cosas una vez seleccinado el modo: el funcionamiento del cambio tiptronic, la respuesta del acelerador, la desmultiplicación de la dirección, etc.

Si te interesa esta noticia...