Motor, competición y nuevos lanzamientos

Audi R8 2015, lo que está por llegar

0

Con la publicación de los primeros datos y detalles sobre el relevo generacional del Lamborghini Cabrera era de esperar que Audi tuviese algo que decir, sobre todo si tenemos en cuenta que el desarrollo del nuevo superdeportivo de la casa italiana está muy ligado al ese espectacular Audi R8 que tan buen resultado en cuanto a ventas está dando a Audi, un modelo que recibirá su relevo generacional en 2015.

Según se comenta hoy en AutoExpress, la próxima generación del Audi R8 destacar por detalles como el simple hecho de ser, en cuanto a proporciones, muy similar al modelo actual aunque en Audi tienen como objetivo adoptar un diseño mucho más dinámico y deportivo. Como es lógico y teniendo en cuerna que hablamos de un superdeportivo, seguramente esto se traduzca en un diseño dotado de entradas y salidas de aire o nervios centrales mucho más marcados y agresivos.

En el interior, como buen modelo de Audi, se espera un habitáculo que ofrezca una imagen mucho más tecnológica, algo que va muy con el eslogan de la compañía alemana. Según ciertos rumores, se sugiere que este nuevo modelo llegará al mercado dotado de un panel de instrumentos digital, espejo retrovisor digital así como un sistema de información y entretenimiento MMI mejorado respecto al actual.

Mecánicamente lamentablemente se esperan pocas mejoras respecto al modelo actual. Aun así, el V8 de 4.2 litros puede que aumente sus prestaciones hasta los 450 caballos mientras que el ruidoso V10 de 5.2 litros podría homologar 570 caballos. Estos nuevos motores llegarían asociados a sistemas Star/Stop, desactivación de cilindros… todo lo necesario para mejorar notablemente tanto su rendimiento como su eficiencia tanto en el consumo de combustible como en las emisiones.

Lo mejor de todo es que, como en el nuevo Lamborghini Cabrera, la próxima generación del Audi R8 se beneficiará de una plataforma común donde encontramos un monocasco fabricado en carbono y reforzado a base de aluminio de alta densidad, materiales de lo más exótico con los que se conseguiría que finalmente el nuevo Audi R8 homologase un peso que se situaría sobre los 1.500 kg.

Vía: autoexpress

Relacionado