Así es el camión de Tesla: ¡800 kilómetros de autonomía!

0

Por fin, después de muchos meses de especulaciones y avances por parte de la marca, ya tenemos aquí el camión semirremolque de Tesla. Y las características sobre el papel son cuanto menos encandiladoras: será 100% eléctrico, tendrá prestaciones de deportivo -sin carga, claro-, y soportará hasta 36 toneladas de carga. Además de muchas otras particularidades que te vamos a detallar a continuación.

Un interior minimalista

La cabina de cualquier camión suele caracterizarse además de por contar con una gran amplitud, por el amplio número de botones para controlar las diferentes funciones por parte del conductor. Aunque al igual que ha ocurrido en los vehículos, se ha intentado reducir el número de los mismos, todavía no se han equiparado con los vehículos donde los sistemas de infoentretenimiento cada vez acaparan más controles relacionados con los distintos sistemas del vehículo.

Así es el camión de Tesla: ¡800 kilómetros de autonomía!

En este caso, han apostado por la sencillez inherente a los interiores de Tesla y encontramos un asiento del conductor en el centro, mientras que el asiento del acompañante lo han situado detrás ligeramente posicionado a la izquierda. A ambos lados del asiento delantero encontramos dos pantallas, y como podrás ver, prescinde de una palanca de cambios, produciéndose las funciones de aceleración y frenado únicamente a través de los pedales.

Con la legislación que concierne a los coches todavía aún poco madura, resulta muy pronto para avanzar que es autónomo o semiautónomo, si bien el amplio número de sensores con los que cuenta en su frontal nos hace presagiar que podríamos ver en un futuro esa tecnología con alguna actualización de software vía OTA

Motores eléctricos en las ruedas y prestaciones de deportivo

Con 1.032 CV de potencia, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 5 segundos cuando no cuenta con carga, mientras que si tiene carga necesita de 20 segundos (con los 36.000 kg). Su velocidad máxima está limitada a 105 km/h, suficientes dada la legislación existente.

Los motores eléctricos van en cada una de las cuatro ruedas traseras, asegurando también un mantenimiento más barato según el fabricante debido al menor número de partes móviles. Por otra parte, con una carga de 30 minutos podremos obtener 600 kilómetros de autonomía.

¿Tendrá éxito?

Tesla está desembarcando en un sector totalmente desconocido para ella: un sector donde a diferencia de los otros segmentos en los que juega, aquí el componente pasional no tiene lugar, ya que se prioriza ante todo el rendimiento económico que van a poder sacar de su herramienta de trabajo.

Musk afirma que su camión es un 20% más barato que uno equivalente diésel, pero el camión diésel cuenta con el doble de autonomía por norma general (1.500-1.600 kilómetros) y además un coste de adquisición más barato en este último. Aunque Tesla asegura que el camión tiene garantía para más de un millón y medio de kilómetros, hay que pensar también en el tiempo que tardaría la empresa en amortizar ese sobrecoste respecto al diésel. Y el precio, todavía, se desconoce, aunque las gigantescas baterías de las que tendrá que hacer uso nos indican que en absoluto estaremos hablando de un vehículo más económico que los que capitanean ahora el mercado, sino todo lo contrario.

Lo que ya nos parece menos problema es el tiempo que tarda en recargar sus baterías frente al que tarda en llenar un depósito un camión convencional, algo que a priori sería perfectamente compatible con los descansos que por ley tienen que realizar los conductores.

Su llegada al mercado debería producirse en el año 2019.

Camión Tesla

 

 

 

Si te interesa esta noticia...

Update CMP