Motor, competición y nuevos lanzamientos

Día negro para Renault: Se desploma en bolsa debido a un posible escándalo de emisiones

1

Renault no olvidará el día de hoy hasta dentro de mucho tiempo: ha visto como sus acciones en bolsa se llegaban a desplomar hasta un 20% en la bolsa de París. ¿El motivo? la justicia francesa ha registrado varias sedes del grupo debido a una serie de sospechas en las que se piensa que falsean motores para falsificar las emisiones de sus vehículos.

El problema es que ha producido un efecto cadena en el que también ha afectado dicho desplome a PSA Peugeot-Citroën, que ha registrado caídas en sus acciones en bolsa de un 8% de valor.

Lo curioso es que esta serie de registros no se han producido hoy, sino que se realizaron el pasado 7 de Enero a raíz de unas investigaciones iniciadas meses atrás, tal y como se ha dado a conocer por un folleto publicado por el sindicato CGT, en el que indican que la Oficina Antifraude del Ministerio de Economía se habría presentado en el centro de ingeniería de Lardy, el de tecnología de Guyancourt, la planta de Plessis-Robinson y su sede de Boulogne-Billancour.

Ya en su día, hace unos meses, tras destaparse el escándalo del grupo Volkswagen respecto a las emisiones de sus automóviles diésel, Renault puso en marcha un plan de inversión de 50 millones de euros con el que pretendían mitigar la diferencia existente entre las emisiones contaminantes de sus vehículos y la homologación de las mismas.

Renault ha salido al paso para asegurar que en las pruebas que están realizando a 100 unidades de diferentes marcas (incluyendo Renault) el gobierno francés, no se ha probado que sus vehículos cuenten con ningún software que manipulen las emisiones, al menos, en las once unidades analizadas hasta la fecha. De hecho, de las 100 unidades, 25 corresponden a Renault, debido a que las pruebas se realizan en base a la cuota de mercado con la que cuentan en el país.

Si te interesa esta noticia...
  • Ernesto

    Pues nada, a jod…. toca. Como castigo deberían estar un tiempo sin hacerles propaganda como debieron hacer con VW, que un coche no es como comprar un lápiz. Menuda sinvergüencería.