Motor, competición y nuevos lanzamientos

El 16 de Febrero conoceremos el nuevo Alpine A120 de producción: 300 CV, caja EDC de doble embrague y un peso-pluma

0

Llevamos mucho tiempo hablando del resurgimiento de Alpine, pero ahora más que nunca es inminente. Pero no es para menos la cola que ha traído: desde el acuerdo inicial fallido con Caterham a toda la información que ha ido emergiendo con cuentagotas para posteriormente ver las primeras mulas rodar con todo lo que ello supone.

Se llamará A120, y no es un nombre al azar: se trata de continuar con la nomenclatura del A110, del cual, éste, será sucesor. Basta ver su línea de perfil para darse cuenta que desde Renault han querido hacer un guiño al aspecto del modelo original pero adaptado a los nuevos tiempos.

Aunque sobre papel aún no es oficial, todo apunta a que su gama de motores estará formada por un 1.8 cuatro cilindros gasolina sobrealimentado derivado del Clio RS, pero con un aumento de potencia y ofertado en varios escalones de potencia que irían desde los 250 hasta los 300 CV, enlazado a la caja de cambios EDC de doble embrague. Un binomio que también le será servido al nuevo Mégane RS, aunque a nosotros no nos acaba de convencer la opción de prescindir de las cajas de cambio manuales, pero recordemos que el Clio ya pasó por esto, pese a las reticiencias de muchos fanáticos de la marca.

El 16 de Febrero conoceremos el nuevo Alpine A120 de producción: 300 CV, caja EDC de doble embrague y un peso-pluma 2

Pero las cifras anteriores no serían tan atractivas de no ir enlazadas a un peso contenido del conjunto. Por ello, de acuerdo a los rumores, el peso se establecería en torno a los 1.100 kg, algo que le otorgaría una relación peso/potencia más que buena dado su caballaje. Y de forma simultánea, con estas cifras, vemos también cuales son los rivales que tiene en el punto de mira: el Alfa Romeo 4C y el Porsche Cayman.

Mientras que podremos conocerlo de forma oficial el próximo mes, lo más probable es que en vivo no se deje ver hasta el Salón de Ginebra, mientras que a los concesionarios no lleguen las primeras unidades hasta el año 2017. Sí, aún te queda tiempo por esperar, pero el relanzamiento de una marca no es nada trivial, y cualquier fallo por pequeño que sea puede desembocar en un fracaso estrepitoso.

Vía: Carscoops

Relacionado