El Aston Martin DBX sacará a la marca de los números rojos, y de momento las expectativas son muy buenas

0

El primer SUV en los 106 años de historia de Aston Martin será el que presumiblemente esté llamado a salvarla de su desaparición. La marca acumula durante dos ejercicios consecutivos pérdidas derivadas de la baja demanda de su gama de deportivos que era la que hasta ahora mantenía a la compañía en pie.

Por ello el Aston Martin DBX es una fuerte apuesta dentro de la firma para sacarla del atolladero, ahora más que nunca debido a que la deuda de la compañía se ha incrementado para cubrir los costes del desarrollo final del SUV cuyas entregas no está previsto que comiencen hasta mediados del año 2020.

Este modelo presentado hace escasas semanas en el Salón de Los Ángeles tiene unas estimaciones de ventas anuales según Andy Palmer, CEO de la firma, de entre 4.000 y 5.000 unidades anuales, posicionándose de lejos como el modelo más vendido de la firma. Según la firma, ya tienen reservas para poder cubrir la producción de 2020 y 2021, con unas 6000-6500 unidades aproximadamente.

El Aston Martin DBX sacará a la marca de los números rojos, y de momento las expectativas son muy buenas

Sin embargo, conquistar clientes no es nada sencillo, ya que según Palmer, el 70% de clientes de la firma ya cuentan con un SUV en el garaje, que en este caso son de firmas que ya tienen modelos de este tipo en sus catálogos como Porsche, Range Rover y Lamborghini. Por ello el foco estará puesto en tratar de mover a esos clientes a los SUVs de la firma británica, una labor titánica puesto que este modelo llega tarde al mercado.

Por otra parte, recientemente se ha especulado también con la que burbuja de los SUV podría reventar próximamente, sin embargo, esto al menos no es algo que por el momento contemple Palmer.  Sí que ha puesto de manifiesto que la industria en su totalidad está sometida a una fuerte regularización de las emisiones de CO2, por lo que será importante aumentar la eficiencia de los SUV.

También podría gustarte