El sistema de elevación del morro del Corvette C8 se apoya en el GPS: Ya no tendrás que preocuparte por los badenes

1

Adquirir un deportivo con escasa distancia libre respecto al suelo (o incluso, bajar tu propio vehículo mediante la instalación de unos muelles más cortos o una suspensión roscada) es algo que tiene muchas implicaciones, especialmente en nuestras carreteras públicas, tanto por las limitaciones que podemos encontrarnos a la hora de entrar a garajes hasta incluso a la hora de circular por los polémicos badenes existentes y que tienen como objetivo reducir la velocidad. Los daños que pueden causar a tu vehículo son ya conocidos por todos: desde el labio delantero dañado, pasando por ruidos siniestros producidos por el roce de componentes con el asfalto o incluso el propio cárter del motor.

El nuevo Corvette C8 ha supuesto una revolución en muchos términos, tanto por la ubicación de su motor, chasis de nueva factura o habitáculo. Pero todavía hay más novedades tecnológicas que incorpora y de las que tenemos pendiente hablarte, como es su nuevo sistema de elevación hidráulica del morro como el que ya encontramos en algunos deportivos de alta alcurnia o coches altamente tecnológicos en diferentes formas, pero en este caso, sobre un modelo mucho más económico.

El sistema de elevación del morro del Corvette C8 se apoya en el GPS: Ya no tendrás que preocuparte por los badenes

Pero… ¿qué peculiaridad tiene el sistema del Corvette respecto a otros? Una palabra: GPS. Si bien la elevación del vehículo se realiza mediante un botón accionable por el conductor, elevando el morro en 41 mm en tan sólo 2,8 segundos, la ventaja es que podremos almacenar la ubicación de todos estos badenes o bordillos en los que requerimos accionarlo con un límite de 1.000 ubicaciones (quizá insuficientes en un país como España) para no tener que realizar el mismo procedimiento cada vez que pasemos por ellos. De forma que por ejemplo, si memorizamos todos los badenes u obstáculos que nos encontremos de camino a nuestra casa, nos podremos despreocupar por completo en este sentido, salvo en que cuando nos acerquemos al obstáculo, tendremos que reducir la velocidad ligeramente, ya que trabaja a velocidades de hasta 38 km/h.

Aún podría ir más lejos: aunque de momento no está confirmado, en un futuro las versiones más prestacionales del C8 podrían usar este sistema tanto en el eje delantero y trasero para ajustar la aerodinámica en circuito en conjunto con otros elementos aerodinámicos móviles, como un alerón trasero con capacidad para moverse hacia arriba y hacia abajo, así como hacia adelante y hacia atrás, en función de las circunstancias.

Si te interesa esta noticia...
1 comentario
  1. Eduardo Frias dice

    No se que pensará el resto, pero me parece que Ford sabe hacer mejores Súper deportivos especialmente en diseño. Corvette es una mala mezcla entre un NSX y una La Ferrari. El resultado; se queda lejos de ambos.
    Ventanilla lateral muy pequeña respecto de otras proporciones, Frontal muy respingado y grotesco, Peor que en el NSX y Mucho peor que en La Ferrari. El tercio trasero es tan grotesco lateralmente que parece que el neumático y llanta trasera fueran de un aro menos. La vista posterior sencillamente esta rebalsada de mal gusto, partiendo por sus luces sin identidad Corvette, pero sus trazos son definitivamente cualquier cosa menos equilibrados y elegantes. Nada de Sexi o sensual. Un gran ejemplo de como NO debe lucir un super deportivo.