El Volkswagen Polo GTI recibirá una caja de cambios manual

1

El lavado de cara del Polo nos dejó con un sabor insípido en el paladar. Sí, se realizaron algunos cambios, pero resultaron muy (extremadamente) sutiles. Sin embargo, para aquellos que opten por la variante de altas prestaciones (GTI) este lavado de cara supone una noticia especial.

En cuestión de unos pocos años, en el segmento B de pelotillas racing, ha habido una migración masiva del uso del cambio manual a las cajas de cambio de doble embrague, quizá el que más ha molestado por lo general ha sido el del Clio RS, porque siempre se ha caracterizado por su caja de cambios manual.

La caja manual sigue siendo una excelente opción para aquellos que quieren disfrutar como en los viejos tiempos

 

Otros, por su parte, aún se han resistido a realizar ese cambio, en parte como un elemento diferenciador, y en otros casos porque aún no disponen de una caja de doble embrague dentro del grupo. En nuestro caso, cuando probamos el 208 GTI, tratándose de un coche pensado para pasártelo bien en curvas, agradecimos bastante el feeling que proporciona el andar peleando con la palanca de cambios mientras negocias las curvas.

Hasta la fecha, la actual generación del Polo GTI, al igual que ocurre con sus primos hermanos del grupo, sólo está disponible con una caja de cambios de doble embrague DSG. Pero desde VW han aprovechado este lavado de cara para hacer dos cambios mecánicos en él, uno de especial importancia: aumentar la potencia en 10 CV adicionales hasta los 190 CV e introducir la caja de cambios manual de seis velocidades. Eso sí, el único problema de todo esto es que hasta 2015 no estará disponible en los concesionarios.

Si te interesa esta noticia...

Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. AceptarLeer más