Motor, competición y nuevos lanzamientos

Ferrari se va de Melbourne tal y como entró

1

Que tenían problemas con el coche no es ninguna noticia: acusaban una falta de fiabilidad en pretemporada que intentaron arreglar y no eran todo lo veloces que se puede esperar de un coche “Made in Maranello”, pero comenzar el año con un par de “roscos” no creo que sea la mejor forma de plantear una revancha al piloto que hizo llorar a Felipe en Interlagos.

Uno de los problemas que tuvo Ferrari el año pasado fue la enorme cantidad de errores que cometieron durante la temporada, tanto a nivel de equipo (estrategias mal diseñadas o problemas en los pit stops, por ejemplo) como a nivel de piloto (Kimi perdió en Spa la corona de Rey del circuito estampándose contra un muro después de una carrera intachable en pleno duelo con Lewis Hamilton, o la exagerada cantidad de trompos de Massa bajo la lluvia en Silverstone). De nada sirve después dejarse la piel en una carrera brillante como la última de la pasada temporada. Bueno, casi les sirve, pero no se puede pretender ganar por el puro azar. Con todo, fueron campeones de constructores (sin duda, Kovalainen tuvo buena parte de la culpa de que McLaren perdiera esa corona que, con otro piloto más regular y competitivo, habrían ganado de calle). Pero las caras en el equipo no eran de felicidad.

El equipo Ferrari que hemos visto hoy en Melbourne está muy lejos de aquella Ferrari casi perfecta de 2004. Puede que Ferrari pronto esté en condiciones de luchar por las primeras posiciones, la lógica hace pensar que será así. Pero la lógica también dice que Ferrari es un equipo campeón y temible, y lo que hemos visto hoy es sólo la sombra de lo que en su día fue. Después de décadas sin grandes triunfos, hubo un giro importante en el rumbo del equipo. Llegaron dos hombres clave: uno fue Michael Schumacher. El otro… Ross Brawn, y hoy éste está al frente de su propio equipo, dominando la parrilla como hacía antaño metido dentro de un mono rojo con un caballo. Quizá Ferrari no tenga falta de fiabilidad, ni falta de coordinación… quizá sea sólo que les falta un poco de Brawn.

Si te interesa esta noticia...
  • Carlos

    Ehhmm….podrias ahorrarte todo el discurso floripondeado y explicar que le paso a ferrari en la carrera?…porque la verdad no dice absolutamente nada :(