Imagen renovada para los Volvo S60, V60 y XC60

0

El fabricante nórdico nos muestra en el salón del automóvil de Fráncfort parte importante de su gama sometida a un rediseño para mantenerse fuerte en la lucha contra el resto de marcas que ocupan su mismo nicho de mercado.

Los modelos que han sido puestos al día son los S60 y V60, que compiten con las versiones sedán y SW respectivamente de los VW Passat, Audi A4, Mazda 6, Mercedes Clase C, Honda Accord, Citroën C5 y Renault Laguna entre muchos otros. El SUV que ofrece la marca por debajo del XC90 (El XC60) compite directamente con los BMW X3, Mercedes GLK, Range Rover Evoque y Audi Q5.

Imagen renovada para los Volvo S60, V60 y XC60

Tanto los S60, V60 y XC60 lucen una cara retocada: Paragolpes, parrilla, faros y capó son de nuevo diseño. También se añaden nuevas llantas de aleación en el catálogo de equipamientos opcionales. Interiormente se mantiene la clásica consola central flotante, pero el cuadro hereda el display TFT del Volvo V40 sustituyendo a los clásicos marcadores analógicos.

 

Imagen renovada para los Volvo S60, V60 y XC60

Abundante gama de motores y equipamiento opcional

Una de las opciones mas recomendables que se seguirá ofertando es el control dinámico activo del chasis «Volvo 4C». Varios sensores informan a una unidad de control hasta 500 veces por segundo, ajustando la dureza de la suspensión en función del modo que haya seleccionado el conductor (Confort, Deportivo o Avanzado). El «City Safety» se incorpora como equipamiento de serie y es capaz de detener automáticamente el vehículo a velocidades inferiores de 50 Km/h evitando atropellos o alcances en ciudad.

La gama de motores permanece inalterada: En gasolina, la gama empieza en el T4 de 179 CV, idéntico motor al Ecoboost 1.6 que emplea Ford (Sólo disponible en S60 y V60). Por encima los motores turbo de cinco cilindros (T5) con 241 CV y seis cilindros (T6) con 304 CV. Los motores diésel son el económico D2 de 115 CV sólo disponible para los S60 y V60, y el cinco cilindros escalonado en potencias de 136 CV (D3), 163 CV (D4) y 215 CV (D5) cubicando el mas potente 2,4 litros. La tracción pasa en el XC60 a las cuatro ruedas mediante un embrague central Haldex. En los S60 y V60 la tracción es delantera, aunque en función de la motorización que se elija, también se dispone del mismo sistema de tracción a las cuatro ruedas que incorpora el XC60.

Se espera una versión híbrida enchufable para los S60 y V60 que combina el motor diésel D5 de 215 CV dando tracción a las ruedas delanteras con un motor eléctrico de 68 CV que impulsará las ruedas traseras.

 

 

 

Si te interesa esta noticia...