Sayer, así es como ve Jaguar-Land Rover el volante del futuro que te llevarás bajo el brazo

0

Si tienes 30 años o más, seguro que recuerdas como en los 80 y comienzos de los 90, era habitual ver a gente con gigantescas radios bajo el brazo: era una época en la que era muy habitual el robo de radios en nuestro país en los coches (cuando la heroína era tan popular y muchos las robaban para luego revenderlas y poder tener para pagar su dosis). Sin embargo, a diferencia de las actuales donde portas una diminuta carátula, por aquel entonces te llevabas la radio entera, cuyo peso era de varios kilos y su tamaño descomunal.

¿Por qué te estamos contando esto? Porque tal y como ve el futuro Jaguar Land Rover, en un futuro podríamos experimentar algo parecido pero en este caso con el volante. Y no como medida antirrobo, sino porque en un futuro, podría ser el único elemento que pase a ser de nuestra propiedad en un coche. El nombre del volante viene precisamente como un homenaje a uno de los diseñadores más importantes de la hisotira de Jaguar, Malcolm Sayer, que desempeñó sus funciones entre 1951 y 1970 para la compañía.

Este volante te permitirá asociarlo al vehículo de tu elección -no sabemos si tal y como ellos los vislumbran, deberá de ser inexorablemente a un vehículo de la marca o en su defecto podrá ser a cualquiera sin importar su logotipo-. La particularidad es que desde nuestra propia casa y a través del volante, podremos solicitar un coche para asistir por ejemplo al día siguiente a una reunión y contará con inteligencia artificial, indicándonos las partes del recorridos por las que disfrutaremos más conduciendo (aunque tratándose de coches autónomos, más bien nos avisará por el paso de dichas zonas) y podrá ser además manejado por comandos de voz, algo así como los asistentes que podemos encontrar como Amazon Echo.

El momento histórico en el que Jaguar-Land Rover se imagina este volante sea cuando entre la industria del automóvil se hayan popularizado ya de manera masiva los vehículos eléctricos, autónomos y la cultura del car-sharing.

Si te interesa esta noticia...

Update CMP