Motor, competición y nuevos lanzamientos

Kia Cee’d y Venga, a prueba en Segovia

0

Junto con el Kia Sorento, el equipo de MotorAdictos tuvimos también ocasión de meterle mano a otros dos lanzamientos recientes de Kia. Estamos hablando de los Venga y el renovado Cee’d. Como la prueba no fue de larga duración, aunque muy intensa por lo que nos tenían preparado los chicos de Kia (circuito de karts donde poder probarlos, slalom, etc), comentaremos algunos aspectos fundamentales.

Habían diversas motorizaciones de ambos modelos, y a nosotros nos correspondió en el caso del venga el 1.4 CRDi WGT 90 CV equipado con sistema ISG (Start&Stop en Kia). La gama de motores del Venga es completa y se compone por propulsores diésel y gasolina entre los 75 y 128 CV. Pese a haber tenido una pequeña toma de contacto con el mismo en carretera abierta, donde mejor pudimos analizarlo fue en el circuito cerrado.

Entrando a valorar su habitáculo, me pareció original y en términos generales de calidad en relación a su precio, aunque el tacto de algún que otro plástico deje un poco que desear a mi gusto. Particularmente, es un coche que más bien inspiraba el poder callejear con él por una gran ciudad que meterle una gran kilometrada por una carretera. El tacto de su dirección, su posición al volante, entre otros, eran para mí algo determinantes en ése aspecto. Me gustó también lo espacioso que resulta ser por dentro, además de contar con un acceso al habitáculo muy cómodo gracias a la altura de sus asientos.

A nivel dinámico, el Venga se comportó bien tanto con el ESP activado como sin él. Las suspensiones con un tarado más bien firme hacían que su carrocería no balancease excesivamente a la hora de realizar giros y maniobras bruscos.

En el caso del Cee’d, pudimos probarlo con el propulsor gasolina 1.6 de 126 CV también equipado con ISG (Start&Stop en Kia). A la hora de manejarme con él, quizás lo que más me decepcionó es lo que le costaba arrancar del sitio, había que subirlo un poco de vueltas para iniciar la marcha.

El Cee’d pudimos probarlo en el circuito de Karts, y en conducción deportiva -básicamente, a lo que daba el coche-, no nos resultó nada decepcionante. Si bien es cierto que a veces la carrocería se balancea más de la cuenta, pero el comportamiento a nivel dinámico es convincente, sin más preámbulos.

Entrando a valorar su habitáculo, destila calidad por lo general, además de sorprenderme también los acabados de los paneles de puertas. También me resultó cómoda la disposición hacia el conductor de los mandos situados en la consola central. Los compartimentos que podemos encontrar para dejar todo tipo de objetos delante son también numerosos.

Y aquí concluye nuestra mini-prueba.

Si te interesa esta noticia...