Motor, competición y nuevos lanzamientos

La edad no es óbice: 97 años y conduciendo a diario un Ford Mustang GT

0

Cuando tenemos una edad avanzada, comenzamos a perder facultades motrices, reflejos, visión y pericia, algo que les lleva a muchos a tener que dejar de conducir. Hay otros, que sin embargo, se resisten a hacerlo, y no sólo eso, sino que además, lo hacen disfrutando de su pasión: conducir. Y todos sabemos que cuando realmente quieres disfrutar de la conducción, necesitas un coche pasional para ello.

Esta es la historia de Lennart Ribring, un sueco que cuenta con 97 años a sus espaldas, que eventualmente todavía continúa ejerciendo de contable y que desde que naciera la primera generación del deportivo americano allá por los años 60 siempre ha estado enamorado de él. Hasta el punto de que llegó a ser uno de los primeros ciudadanos de la que hoy es la actual Europa en importarse desde los Estados Unidos una de las primeras unidades de la generación del modelo.

Para ponernos en contexto, cuando Lennart nació, todavía se fabricaba un modelo que ha escrito tantas páginas de la historia del automóvil y revolución industrial como es el caso del Ford T, que llevaba en producción 11 años. Su carnet de conducir lo obtuvo cuando cumplió 18 años en 1937.

Con la actual generación que llegó en 2015, como es sabido por todos, es también la primera en llegar a través de los canales de distribución oficiales, y Lennart ha decidido darse el capricho de comprarse un Mustang V8 de 5 litros, ya que tal y como afirma, quiere llegar a los 100 años sin soltar el volante de su gran amor. Tal es la ilusión que todavía conserva, que cuando lo recogió en el concesionario, en el vídeo que lo inmortaliza, se le ve dándole una vuelta a su hijo Michael y mostrándoselo a su nieta Emilia.

Relacionado