Motor, competición y nuevos lanzamientos

Los coches eléctricos: fuente de inspiración para los convencionales

2

El desarrollo de los coches que vemos a diario por la calle se debe en parte a los avances tecnológicos conseguidos en la competición. Lo que una vez fueron inventos que marcaban la diferencia entre ganar o perder una carrera, con el tiempo se fueron popularizando y ahora son los coches de calle los afortunados de llevar aquellas tecnologías.

Los híbridos han ganado algo de popularidad en estos últimos años y realmente no nos damos cuenta del gran aporte en tecnología que realizan estos modelos. Por ejemplo, los sistemas que podemos encontrar en el interior de muchos de estos vehículos son bastante avanzados. Además el perfil de un usuario de coches eléctricos suele ser conocedor de tecnologías modernas, amante de artilugios y funciones.

Todos hemos sido testigos del incremento de modelos que empezaron a llevar conexiones para smartphones y el uso de aplicaciones. El uso de pantallas eficientes, que primero vimos en coches como el Prius y ahora es difícil imaginar un coche decente que no lleve una pantalla. Los coches eléctricos o híbridos llegan a usar hasta dos pantallas, como el Chevrolet Volt.

No olvidemos los sistemas start-stop para ahorrar combustible en ciudad. También las frenadas regenerativas, bombas eléctricas para la dirección asistida (sustituyendo la bomba mecánica unida mediante correa), etc.

Todavía no se ha extendido, pero en el futuro veremos luces de láser, que también tienen el origen en los coches eléctricos e híbridos, como el i3 o i8 de BMW.

Vía: allcartech

Si te interesa esta noticia...