Mazda CX-60: El SUV híbrido enchufable con 327 CV de potencia

0

Mazda ha presentado hoy su primer modelo híbrido enchufable, que a su vez, es el modelo de producción de la firma más potente lanzado hasta la fecha. Se trata del CX-60 PHEV, que hace uso de una nueva plataforma y cuenta con una autonomía de hasta 63 kilómetros en modo 100% eléctrico. Rivaliza con modelos como el Volvo C60, Mercedes-Benz GLC, Audi Q5 y BMW X3.

Combina un motor eléctrico de 100 kW alimentado por una batería de 17,8 kWh de capacidad junto con un motor térmico gasolina de 2.5 litros Skyactiv-G de cuatro cilindros, arrojando una potencia conjunta de 327 CV y un par motor máximo de 500 Nm, transmitiendo dicha potencia a través de una caja de cambios automática de ocho velocidades. Sus prestaciones son muy prometedoras, con un 0-100 km/h en tan sólo 5,8 segundos y una velocidad máxima limitada a 200 km/h.

Homologa un consumo en ciclo combinado WLTP de 1,5l/100 km -equivalente a unas emisiones de CO2 de 33 g/km, brindando una autonomía eléctrica de 63 km, siempre y cuando circulemos a menos de 100 km/h. Para cargar la batería de 0 a 100, necesitaremos de 4 horas con un cargador de corriente alterna compatible con la red eléctrica de 220-240 V.

Sin embargo, esta no será la única configuración mecánica que encontraremos en el modelo, ya que se espera que más adelante aterrice un seis cilindros en línea e-Skyactiv D de 3.3 litros con tecnología híbrida suave de 48 voltios, además de un e-Skyactiv X de gasolina con seis cilindros y 3.0 litros con un sistema semihíbrido de 48 voltios. En ambos casos, estos propulsores podrán ser tracción trasera y 4×4, siendo únicamente 4×4 el híbrido enchufable.

En materia de seguridad activa, también viene cargado de equipamiento, con elementos como detección de peatones traseros (SBS-R); mantenimiento en carril de emergencia (ELK); asistente de velocidad inteligente (i-ACC), monitor de visión 360º así como función de ayuda para salir del habitáculo (BSM Vehicule Exit Warning). También destaca el Kinematic Posture Control, un sistema de software que actúa sobre los frenos y frena la rueda interior trasera automáticamente cuando entramos en una curva, para lograr reducir el balanceo de la carrocería.

Ya sabemos incluso su precio para España, que será de 50.268 euros para la versión de acceso denominada Prime Line, un precio muy razonable si lo comparamos con las alternativas que encontramos en sus principales rivales.

También podría gustarte