Motor, competición y nuevos lanzamientos

Mercedes-AMG GT Roadster y GT C Roadster: Para aquellos que disfrutan del viento

0

Con una confirmación inminente por parte de Mercedes a través de un roadmap filtrado de que veríamos una variante roadster del AMG-GT, finalmente, el Salón de París ha sido el escenario donde desvelarlo. Aunque ya contamos con las imágenes e información pertinentes.

De esta manera, Mercedes-AMG continúa completando la gama del GT, recientemente ampliada con el brutal GT R y ahora complementandose con las variantes a cielo abierto que ahora llegan.

Para ello, se ha modificado la estructura para introducir una capota de lona con una estructura de acero, aluminio y magnesio de accionamiento eléctrico que resulta además bastante rápida: tan sólo 11 segundos y pudiendo ser accionada a velocidades de hasta 50 km/h, estando además disponible en tres colores diferentes: negro, rojo y beige. Esta capota de lona cuenta con un elevado nivel de confort al contar con nada menos que tres capas textiles de aislamiento, mitigando de esta forma al mínimo los ruidos aerodinámicos habituales en ellas.

mercedes-amg-gt-roadster-15

Evidentemente, la estructura en su conjunto se ha tenido que reforzar para mitigar la pérdida de rigidez producida por la ausencia del techo convencional, y para ello, se han reforzado especialmente elementos como el marco del parabrisas, eje trasero además de otros recovecos de su estructura. El peso del GT Roadster se sitúa en los 1.595 kg, mientras que el del GT C Roadster aumenta 65 kg hasta los 1.660 kg.

mercedes-amg-gt-roadster-18

En el caso del GT Roadster, el motor disponible es el V8 de 4 litros sobrealimentado con 476 CV de potencia con el que realiza el 0-100 km/h en 4 segundos y alcanza los 302 km/h. Mientras que por su parte, el GT C Roadster ya cuenta con 557 CV de potencia, quedándose a tan sólo 28 CV del GT R y realizando el 0-100 km/h en 3,7 segundos desde parado. Y es por ello que el GT C Roadster cuenta de serie con el diferencial electrónico de deslizamiento limitado, dirección en el eje trasero con giro de hasta 1,5 grados en el mismo sentido que las ruedas delanteras además de un ensanche de vías de 57 mm en el eje delantero frente al GT Roadster convencional. También, los frenos son de 390 mm en lugar de 360 mm, montando una configuración de llanta de 19 pulgadas delante y 20 pulgadas detrás con medidas 265/35 y 305/30. En ambos casos, eso sí, la caja de cambios es automática de siete relaciones y doble embrague, así como el sistema de aire activo en el que un motor eléctrico se encarga de modular unas trampillas del frontal para adecuarlo a las necesidades de refrigeración y flujo de aire.

Mercedes-AMG GT Roadster y GT C Roadster

Relacionado