Este Mercedes-Benz 300SL «Alas de gaviota» es en realidad un Mercedes SLK… y está a la venta

0

El icónico Mercedes 300SL «Alas de gaviota» es un objeto de deseo que no sólo resulta tremendamente complicado de ver rodar por nuestras carreteras (sólo se fabricaron 3.258 unidades), sino que además también cada vez está quedando más relegado como una opción al alcance de muy pocas grandes fortunas. Pero hay un camino central, que es el de las réplicas, y a diferencia de muchas de ellas que están realizadas sobre modelos de diferentes marcas y con una dudosa calidad de terminación, en este caso no se cumple ninguno de esos patrones, aunque no por ello deja de ser una réplica.

Por ello, este 300SL se ha construido sobre un Mercedes SLK de primera generación que data del año 2000. Y prácticamente todos sus esfuerzos para replicar al mítico alas de gaviota se han centrado en el exterior, puesto que el interior sigue manteniendo casi intacta la esencia del modelo base empleado.

Este Mercedes-Benz 300SL "Alas de gaviota" es en realidad un Mercedes SLK... y está a la venta

Como se puede constatar en su exterior, se ha logrado un alto grado de reproducción y no se ha dejado al azar ningún detalle, incluyendo desde las llantas, las líneas de carrocería, salidas de aire y claro está, las características puertas de tipo «alas de gaviota». Lo que desconocemos por completo es si los paneles de carrocería han sido realizados en acero o en fibra de vidrio.

Por su parte, el motor empleado es el 3.2 V6 del SLK con 218 CV de potencia enviados a las ruedas traseras mediante una caja de cambios automática de cinco velocidades. Es menos potente que el seis cilindros de 240 CV del modelo original, pero en este caso, se trata de un motor mucho más moderno y eficiente. Lo mismo sucede con el equipamiento del vehículo, donde sí que nos podremos beneficiar de elementos que por aquel entonces no existían en la industria del automóvil, como pueden ser el ABS, control de tracción o airbags.

Este Mercedes-Benz 300SL "Alas de gaviota" es en realidad un Mercedes SLK... y está a la venta

El precio es de 198.800 euros, un precio bastante elevado si tenemos en cuenta que se trata de una réplica, pero irrisorio si lo comparamos con el modelo original. Así que al menos, si no puedes permitirte el modelo original, este sí que te lo pone mucho más fácil hacerte con uno de los diseños más bonitos de toda la historia del automóvil.

Si te interesa esta noticia...