Motor, competición y nuevos lanzamientos

Mercedes Clase V por Brabus: Para viajar en primera clase con una amplitud sin parangón

0

A la hora de optar por alguna creación de Brabus, además de encontrar una cifra de potencia más que respetable en muchos casos, también nos topamos con ese toque de lujo y distinción que sólo ellos saben dar sobre la configuración de fábrica.

La Clase V es un monovolumen de Mercedes Benz que es elegido por muchos sobre berlinas de la firma como vehículo para realizar con varias personas a bordo trayectos de larga distancia por la comodidad que nos ofrecen sus plazas traseras con los asientos individuales y el espacio del que disponemos en su habitáculo. Y Mercedes ya nos provee de una amplia lista de equipamiento con el que poder acercar más su configuración de acuerdo a nuestros requisitos y necesidades.

Ahora Brabus ha querido ir más allá redefiniendo el concepto y tomando como base un V250d de batalla larga le ha realizado profundas modificaciones que donde más nos impactan es en su habitáculo, en el que en la zona posterior de pasajeros encontramos dos cómodos butacones tapizados en cuero de alta calidad con ajustes eléctricos, función de masaje y que disponen de una pantalla de 40 pulgadas con el Brabus Media Center, que consta de un sistema de conectividad basado en la nube, además de ofrecernos también conectividad LTE, un panel de control táctil, una Sony PlayStation 4 Pro o incluso un Apple TV. Vamos, que lo mismo puedes mantener una reunión de negocios a bordo como que puedes jugar a uno de los últimos juegos lanzados al mercado.

No faltan tampoco detalles habituales en este tipo de preparaciones tan enfocadas al lujo y a la ostentosidad, como puede ser una pequeña caja fuerte para depositar nuestros objetos más valiosos, una nevera de pequeño tamaño, cafetera, así como un compartimento para los vasos que nos permiten calentarlos o enfriarlos.

Aunque el target habitual de este tipo de vehículos busca ante todo discrección, desde Brabus han realizado algunas modificaciones a su exterior para lograr enfatizar un aspecto más deportivo, sin llegar a caer en el barroquismo. Para ello, se le dota de un conjunto de llantas de 19 pulgadas, suspensión rebajada y un kit de carrocería (formado por nuevos paragolpes específicos y taloneras laterales) acompañado de unos cristales tintados con tecnología ‘Magic Glass‘ que permiten oscurecerlos pulsando un botón.

Por si fuera poco, también se ofrece una potenciación para su motor diésel de cuatro cilindros que lo deja en 235 CV y le permite realizar el 0-100 km/h en 8,8 segundos aún pese a todo el peso extra que supone la instalación de los elementos adicionales. Ahora bien… ¿estás dispuesto a pagar los 298.000 euros que te piden por una Clase V con la configuración que te mostramos?

 

Mercedes Clase V por Brabus

Relacionado