Motor, competición y nuevos lanzamientos

Así es el Mercedes Clase X: El primer pick-up de Mercedes ya es oficial

0

¿Una pick-up de Mercedes? Sí, ya es una realidad. Algo que hace no tantos años nos hubiera parecido cuanto menos siniestro, gracias a las sinergías con el grupo Renault-Nissan han podido llevarlo a cabo de cara a ofrecer un producto centrado en mercados como Europa, Australia y Sudamérica. Y no, de momento no está prevista su venta en los Estados Unidos, de hecho, tan sólo se fabricará en dos ubicaciones a fin de poder abastecer a todos esos mercados: la factoría de Nissan en Barcelona y la planta de Renault en Córdoba (Argentina), en la que también se produce el Alaskan, con el objetivo de satisfacer la demanda del mercado argentino y brasileño.

Sobre la base del Nissan Navara NP300, el Clase X hace uso del lenguaje de diseño de la marca, que también se traslada al habitáculo, pudiendo llegar a considerarlo como una ‘pick-up premium’. Y es que ese será su principal elemento diferenciador frente a la Navara: mayores posibilidades de equipamiento y tecnologías, unas calidades de acabado en el habitáculo muy por encima de la media, además de mayores posibilidades de personalización. Es por tanto un vehículo más enfocado al ocio que al uso profesional, aunque igualmente es válido también para dicha finalidad.

Cuenta con una longitud de 5,43 metros, 1,92 metros de anchura y 1,81 metros de altura. En Europa su altura libre sobre el suelo será de 20,2 centímetros, si bien en algunos mercados podremos optar por una variante campera con 2 centímetros de altura adicionales. Gracias a su batalla de 3.150 mm, podremos disfrutar de un interior con un espacio más que aceptable. Tratándose de un vehículo de este tipo, un dato que nos interesa especialmente es su capacidad de carga útil, que en este caso, es de más de 1.000 kg, contando con una fuerza de tracción de 3,5 toneladas.

El paragolpes trasero cuenta con un escalón para poder acceder a la zona de la caja, a la que accederemos abriendo el portón con un ángulo de 90 grados. Esta caja cuenta además con una toma de corriente eléctrica de 12 voltios de serie. El cajón de carga mide 1,59 metros de largo, 1,56 metros de ancho y una altura de 47,4 centímetros al suelo, estando además iluminada dicha caja (toda una rara avis en el segmento), pudiendo complementarla con una longa rígida o enrrollable o en su defecto un tech oduro.

En su lanzamiento, el Clase X contará con dos motores diésel de 2,3 litros y cuatro cilindros, con potencias de 163 CV correspondiente al X 220d y otro de 190 CV con doble sobrealimentación (X 250d). Más tarde, se ampliará la gama con un motor V6 de 258 CV (correspondiente al X 350d) que es el mismo motor empleado en el Clase V e irá exclusivamente asociado al cambio automático y tracción integral permanente. Habrá también una opción gasolina de 165 CV, aunque no parece que vayamos a verla en Europa, al menos por el momento. La suspensión es de muelles delante y detrás, con el eje trasero multibrazo.

Los dos motores diésel menos potentes los encontraremos disponibles con propulsión trasera y tracción integral 4Matic con control de descenso en pendientes, así como caja de cambios manual de seis velocidades. En todos ellos podrá elegirse entre una caja de cambios manual de seis velocidades o una automática de siete velocidades.

Como parte de sus posibilidades de personalización, además de nueve colores de carrocería, contaremos con una gama de llantas de 17, 18 y 19 pulgadas. Pero además, habrá tres acabados en función de nuestras necesidades:

  • Clase X Pure: La versión básica enfocada a un uso más campero, siendo además la más básica y espartana
  • Clase X Progressive: Paragolpes en el color de la carrocería, retrovisores exteriores calefactables y ajustables eléctricamente, tapizado en tela ‘Posadas’ de color negro, listones de umbral en aluminio, brújula en el espejo retrovisor, parabrisas calorífugo, sensor de lluvia, entre otros elementos.
  • Clase X POWER: Este acabado suma paragolpes trasero cromado, llantas de 18 pulgadas, faros y luces traseras LED, asientos delanteros con ajuste eléctrico, retrovisor interior fotosensible, instrumentación con la parte superior en símil cuero Artico, protección de bajos en el paragolpes delantero, entre otros.

Su habitáculo se cimenta sobre el estilo característico de los Mercedes actuales, tomando la instrumentación del Clase V con pantalla digital de 5,4 pulgadas, mientras que en su centro encontramos la pantalla flotante de 8,4 pulgadas con el COMMAND Online. Precisamente destacará por sus posibilidades de conectividad, al contar con una tarjeta SIM instalada que nos permitirá hacer uso de los servicios de Mercedes Me Connect con los que podremos saber desde nuestro smartphone a distancia datos como el nivel de carburante, establecer alertas para presión de neumáticos o recordarnos la ubicación donde hemos aparcado el coche.

Mercedes Clase X

Si te interesa esta noticia...