Mercedes G500 4×4²: Nada puede con él

0

Parece que no pase el tiempo para la imbatible Clase G de Mercedes (¡desde 1979 en producción!). Ya, sin meternos a valorar su cualidades en el campo -que son muy buenas-, nos referimos más al hecho de que Mercedes siga lanzando nuevas ediciones o variantes del mismo (como el AMG 6×6, especialmente enfocado a gente afín a los petrodólares) y que pese a su veteranía se sigan vendiendo tan bien.

Pues bien, los planes de la firma alemana pasan por la presentación del prototipo Mercedes G500 4×4² en el próximo Salón de Ginebra. Presenta algunas diferencias respecto a G500 convencional que vamos a pasar a detallar a continuación.

Empecemos por el plano mecánico, donde su propulsor 5.5 V8 biturbo aumenta su potencia en 35 CV, quedándose en unos aún más respetables 422 CV, y aunque debería haber una mejora tácita en las prestaciones, no se ha dado a conocer. La potencia, eso sí, la envía a las cuatro ruedas mediante un cambio automático de doble embrague 7G-Tronic de siete velocidades. Las llantas son de 22 pulgadas y están montadas en unos neumáticos de 325/55.

Nos llama también poderosamente la atención el paragolpes delantero del AMG, con sus tres generosas entradas de aire.

La distancia respecto al suelo también aumenta, ahora es de 450 mm. Los ángulos de ataque y salida cambian, siendo ahora de 52º y 54º respectivamente. La profundidad de vadeo es de 1.000 mm. Como curiosidad: emplea dos amortiguadores con sus muelles, uno es convencional y el otro es adaptativo, ajustable electrónicamente.

¿Su producción? Aún no está claro, variará en función de la aceptación que tenga el prototipo. En cualquier caso, no deberíamos esperar un precio tan alto como los casi 500.000 euros que se piden por un G63 AMG 6×6, nuestra apuesta irá más enfocada a que se situará en la franja de los 200.000-300.000 euros.

Mercedes G500 4×4²

Si te interesa esta noticia...