Motor, competición y nuevos lanzamientos

MINI One First y Cooper SD: Se amplían horizontes en la gama

0

Julio será el mes que de la bienvenida a dos nuevas motorizaciones en la gama de MINI, una por la parte gasolina y otra por la parte diésel. Con la reciente llegada de la tercera generación, ahora llega el turno de situar la gama de dicha generación al mismo nivel, ofreciendo un abanico de posibilidades igual o superior.

Con este carácter, llega el MINI One First, que será el nuevo modelo de acceso a la gama, dotado de un modesto propulsor tricilíndrico de 1.2 litros y 75 CV, cuyo par máximo se sitúa en los 150 Nm a 1.400 RPM. Realiza el 0-100 km/h en 12,8 segundos, mientras que su consumo medio homologado oscila entre los 5 y 5,2l/100 km en función del neumático montado, mientras que por su parte, las emisiones de CO2 se sitúan entre los 117 y 122 g/km, también variables en función del neumático. Por tanto, aquellos que estén situados por debajo de los 120 g/km estarán exentos del pago del impuesto de matriculación.

Cooper SD: La opción diésel más potente

 

En lo que respecta al propulsor diésel, el Cooper SD equipa un 2 litros de cuatro cilindros que de forma opuesta al MINI One First, supondrá la opción más frugal dentro de los diésel en la gama MINI. Con 170 CV y un par máximo de 360 Nm a 1.500 RPM, es capaz de realizar el 0-100 Km/h en 7,3 segundos, cifra que se puede mejorar en una décima si optamos por el cambio opcional Steptronic de 6 velocidades. Por su parte, la cifra media de consumo homologada es de 4 a 4,1 litros a los 100 km, mientras que las emisiones de CO2 oscilan entre los 106 y 110 g/km -y 104 o 108 si equipa el cambio Steptronic-.

MINI One First y Cooper SD: Se amplían horizontes en la gama 3

Supone, por tanto, un incremento de potencia notable respecto al anterior Cooper SD, cuya potencia rendía antes 143 CV, mientras que ahora lo hace con 170 CV.

Si te interesa esta noticia...