Mitsuoka Rock Star: Un Mazda MX-5 transformado en un Corvette C2

1

¿Te imaginas un coche que aune las características de un Mazda M-X5 y un Corvette C2 reintrpretado? No son dos conceptos que a priori tengan muchas cosas en común, pero una marca nipona minoritaria cree que sí que es posible fusionar ambos.

Esta marca nipona ya es ampliamente conocida por sus diseños poco convencionales, y en esta ocasión no es menos. Tomando como base un Mazda MX-5 ND de última generación, han reinterpretado el aspecto de un Chevrolet Corvette C2 para adaptarlo al roadster nipón, llegando a tal punto de modificación que resulta difícil saber a simple vista la base de la que parte. Observando con detenimiento, podrás ver cómo únicamente se han mantenido de serie las puertas y la luna delantera, habiendo sustituido todos los demás paneles de carrocería.

Mitsuoka Rock Star: Un Mazda MX-5 transformado en un Corvette C2

Eso sí, el habitáculo continúa manteniéndose intacto, y con él, todo el equipamiento acorde a un coche moderno y que era inimaginable contar con él en el Corvette C2.

Lamentablemente, debajo de su capó continuará existiendo el motor 1.5 atmosférico de 132 CV y 152 Nm de par máximo cuya potencia es enviada a las ruedas traseras. Sería muy bonito como colofón final un swap al V8 LS de General Motors (que como ser posible, es, y si no que se lo digan a Fliyin Miata), pero no ha podido ser en esta ocasión.

Mitsuoka Rock Star: Un Mazda MX-5 transformado en un Corvette C2

Llegará a producción y se esperan producir tan sólo 50 unidades, como guiño al 50 aniversario de la marca, que es la razón de existencia del modelo.  Su precio ronda los 4,7-5,1 millones de yenes, aproximadamente 36-40.000 euros al cambio de divisa vigente.

Mitsuoka Rock Star

Si te interesa esta noticia...
1 comentario
  1. ErnestoDR dice

    Espectacular. Lástima que no tenga los faros escamoteables como el Corvette.