Motor, competición y nuevos lanzamientos

Los motores diésel dCi de Renault podrían dejar de fabricarse a partir del año 2020

0

No es un secreto que las nuevas normativas de emisiones están añadiendo cada vez mayores capas de complejidad a los motores diésel (y por ende, haciéndolos mucho más costosos de fabricar), pero además, el escándalo del fraude de Volkswagen acontecido meses atrás también ha puesto contra las cuerdas los sistemas de control de emisiones realizados en Europa.

Y es que, precisamente tras el último escándalo de Volkswagen, no son pocas las empresas automovilísticas que han tenido que replantear sus planes de futuro en materia de motores, ya que tras el escándalo, los estándares relativos a la medición de emisiones en Europa se han vuelto más estrictos, encareciendo todavía más los costes de fabricación de dicha tecnología.

Por lo pronto, Renault, un acérrimo defensor de los motores diésel incluso tras el escándalo de VW, ya ha afirmado que las inversiones en diésel se han reducido estos últimos meses de manera significativa, tal y como afirmó en las reuniones de julio el Jefe de Competitividad de Renault. Ellos mismos son los que afirman que los motores diésel son más caros aunque más eficientes que los motores gasolina.

Y es por esto que en algunos modelos como en el caso del Twingo actual optaron por no disponer de una mecánica diésel en su gama, ya que el gasto extra que suponía una mecánica de dichas características superaba con creces las cifras de ahorro de combustible. En el caso de otros fabricantes como Toyota encontramos esta estrategia aún llevada más al fondo, empleando motores diésel de origen BMW mientras que en los modelos como el Yaris se suprimen las mecánicas diésel en favor de la híbrida gasolina.

Según Renault, para el año 2020, este encarecimiento de costes podrían jubilar los motores dCi paulatinamente de su gama, empezando por modelos del segmento B como el Clio y siguiendo por otros del segmento C como el Mégane, siendo en la actualidad dos de los modelos más vendidos por la marca en Europa y de los cuales, el 60% salen con motores diésel. Así que de ser ciertas las previsiones, en los próximos años, en Renault -y casi con toda probabilidad, en otros fabricantes- los motores diésel quedarían reservados para modelos más caros como el Espace, Koleos o Talisman.

Si te interesa esta noticia...