Mountune lleva el Volkswagen Golf GTI hasta los 310 CV

0

Mountune es un preparador habitualmente enfocado a Ford, pero cada vez está basculando más su división de Volkswagen, bajo el nombre de M52. Por ello, ha lanzado un kit de potenciación para uno de los modelos de altas prestaciones de la firma más populares como es el Volkswagen Golf GTI de séptima generación.

Gracias a él, podremos inyectar 88 CV de potencia y 125 Nm de par extra hasta llevarlo a los 310 CV y 475 Nm de par. Esta «Stage 1» cuenta con hasta cinco calibraciones distintas, con versiones de alto par y bajo par que entregan la potencia de forma diferente a fin de que el propietario del vehículo pueda elegir la más adecuada a sus gustos y necesidades así como para aquellos que no quieran cambiar el embrague por uno mejorado capaz de aguantar mayor par. El 0-96 km/h pasa a realizarlo en 5,4 segundos.

Mountune lleva el Volkswagen Golf GTI hasta los 310 CV

Su precio es de 715 libras esterlinas, entre el que se incluye el hardware mTune con las cinco calibraciones diferentes mencionadas anteriormente, luz de aviso de cambio de marcha, lector de códigos de fallo, estuche con cierre mTune, cables OBD/USB, insignia M52, pantalla con indicadores y medidores de rendimiento. Este «Stage 1» cuenta con una garantía de 12 meses o 19.000 kilómetros, lo que antes suceda.

Mountune lleva el Volkswagen Golf GTI hasta los 310 CV

Este modelo no será el único que pase bajo el rodillo del preparador, ya que tal y como ha declarado uno de los ejecutivos de la compañía: pese a que son relativamente nuevos en el mundo de potenciación de VW, están haciendo uso de sus conocimientos y especialización obtenidos en el mundo de Ford todos estos años para vender kits de aumento de potencia a un precio razonable en más modelos del Grupo Volkswagen e incluso para otras marcas.

Si te interesa esta noticia...